Image default

Pablo Micheli: “Es un error decir que el pueblo no está feliz con la expropiación de Vincentin”

El dirigente de la CTA sumó críticas a Alberto Fernández por haber dado marcha atrás con la expropiación de Vicentin bajo el argumento de que la gente no salió a festejar dicho anuncio.

El referente y ex Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Pablo Micheli, criticó duramente al presidente Alberto Fernández este miércoles por haber dado marcha atrás con la expropiación de Vicentin bajo el argumento de que la gente no salió a festejar dicho anuncio. Los comentarios de Micheli se suman a una ola de duros ataques por miembros cercanos al presidente Fernández y su círculo tradicional que lo apoya.

Micheli aseguró: “Desde la CTA no estamos de acuerdo con ese criterio. Es un error de lectura decir que el pueblo no está feliz con la expropiación. La mayoría de los argentinos lo apoya. Obvio que si le preguntás a los que se movilizaron en Plaza de Mayo o en Avellaneda, Santa Fe, van a decir lo contrario. Pero no es ese el pueblo nada más. La mayoría del pueblo está a favor”. En una declaración dio su opinión sobre la cuestión que involucra a la cerealera Vicentin.

Su visión sobre Vicentin coincide con la de todo el espectro del sindicalismo argentino. A su vez, Micheli se lamentó de que el Gobierno haya puesto en pausa el proyecto para crear un aporte extraordinario a las grandes fortunas. El sindicalista destacó: “Yo creo que dejó de lado lo de Vicentin y lo del impuesto a las altas fortunas porque está muy abrumado por el tema de la pandemia”.

“Alberto quiere mantener al Gobierno y a la política en unidad para que no se desmadre el tema de la cuarentena”, aseguró el gremialista. En la última semana, Fernández también recibió duros comentarios de Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, quien históricamente es reconocida como aliada del peronismo. La cofundadora de Madres de Plaza de Mayo le cuestionó a Fernández que haya recibido en su despacho a los empresarios más poderosos del país.

La activista acuso al jefe del Ejecutivo por frenar el proyecto que buscaba generar un impuesto único sobre las grandes fortunas como también el proyecta de expropiación sobre Vicentin. Julio de Vido, el ex ministro de Planificación, había subado comentarios negativos a los efectuados por la vicepresidenta Cristina Kirchner. La ex presidenta dio el visto bueno a un artículo periodístico que cuestionaba la convocatoria a los poderosos empresarios para discutir el futuro económico del país postpandemia.