Image default

Pablo Echarri: “Prefiero Nueva York que Cuba, ¿cuál es el problema?”

El protagonista de La Leona fue retratado haciendo compras en el país norteamericano y lo cuestionaron en Twitter. ¿Qué dijo?.

Pablo Echarri y Nancy Dupláa fueron fervientes defensores del gobierno kirchnerista. Se manifestaron en favor de la expresidenta Cristina Kirchner sin tapujos y apoyaron sus medidas con acciones reales, como cuando levantaron banderas contra el acuerdo con los holdouts. A partir del cambio de gobierno, y sobre todo tras el escándalo de corrupción que se cierne por estos días sobre los Kirchner con el destape del caso Lázaro Báez, la pareja ha sido el blanco de burlas en las redes sociales, donde los usuarios anti-K no dejan de buscar y encontrar lo que ellos consideran contradicciones de su discurso. Un ejemplo claro fue el hallazgo de imágenes de la pareja de compras en Nueva York. El escrache en Twitter fue tan intenso que Echarri tuvo que salir a responder: “Ahora estamos en toda una gira por Estados Unidos, nos tomamos un tiempito, vamos a estar sin los chicos unos dos meses. Vamos a hacer todo Estados Unidos, para ver si podemos comprar todo lo que podamos, para eso compramos bolsos grandes. No sé si vamos a poder pasar por la Aduana, vamos a tratar de aprovechar para ver si tenemos algún contacto”, ironizó en diálogo con Rodrigo Lussich, en Radio Belgrano.

“Viajamos unos días a Nueva York, a visitar esa ciudad maravillosa. Yo la conocía desde hace varios años, pero Nancy no la conocía. Todos los que quieren, tienen posibilidades de moverse, libertad para decidir, finalmente eligen los lugares que quieren para ir a visitar. Yo no estoy en contra de Estados Unidos, a mí me encanta Estados Unidos, pasear, visitar”, dijo en su defensa, y continuó: “El problema que tengo es con la política exterior de los Estados Unidos. Con los gobernantes que sistemáticamente, sean republicanos o demócratas, lo que hacen cuando gobiernan hacia afuera es someter a los pueblos más pobres. Vivo en un país libre, que es la Argentina, y voy hacia un país libre, Estados Unidos, y la guita que gano me la gano trabajando, y creo que ahí cierra todo el conflicto”.

“Que la gente me pida que me vaya a veranear a Cuba es muy pobre intelectualmente, voy a veranear donde quiero y gasto la plata en lo que quiero”, agregó, para zanjar la discusión.

El actor está en plena promoción de la última película que protagonizó junto a Leonardo Sbaraglia, Al final del túnel, y es por eso que se lo escuchó en varias emisoras. En todos los casos, no pudo evitar dar respuesta a la pregunta sobre sus opiniones del escándalo de corrupción que involucra al empresario kirchnerista Lázaro Báez y a la expresidenta. “Estoy en contra de cualquier hecho de corrupción, pública o privada. Si una Justicia independiente, pero independiente en serio del poder político y económico, dilucida que efectivamente ocurrió que le quepa la pena más dura que corresponda, sea quien sea. Pero vivimos utilizando los posibles hechos de corrupción para embarrar a unos y a otros, en vez de pensar una ley de financiación de la política”, dijo en diálogo con La Once Diez. “Me pone muy expectante el resultado de las investigaciones sobre Lázaro Báez, trato de no subirme al juego antes de eso porque no podría analizarlo con objetividad. Pero si se llega a descubrir corrupción en manos de funcionarios públicos no va a ser algo que me sorprenda o me caiga como un baldazo de agua fría. Obviamente me dolería, porque cuando uno defiende algo es así. Yo defiendo el modelo de país que quería y, en ese momento, concordaba con la mirada de los gobernantes”.

Sobre el gobierno actual, dijo: “Hay que ir a un debate más allá sobre la corrupción y está vinculado a cómo se financia la política en Argentina históricamente. Pero los hechos de corrupción no vienen solamente de manos del kirchnerismo, sino que le cabe incluso a la ideología política que hoy está en la administración”.