Image default

Nuevo cruce entre Fernanda Iglesias y Andrea Taboada -Mirá el video-

Un mes atrás, las periodistas protagonizaron un tenso momento en Nosotros a la mañana que terminó con el despido de Iglesias, quien ahora pidió perdón, pero no alcanzó.

Son las protagonistas de la pelea (y el escándalo) de la semana: Fernanda IglesiasAndrea Taboada están en boca de todos luego de un violento episodio que vivieron en el panel de La mesa está lista.

Mientras Taboada acusa a Fernanda de pegarle una cachetada, Iglesias la desmiente (dice que sólo le apoyó la mano en la cara como un “chiste”), pero fue suspendida del ciclo de Fabián Doman. Y al día siguiente del escándalo, ambas fueron invitadas a El diario de Mariana y se reencontraron al aire: mientras una estaba en el estudio, la otra aguardaba su turno para hablar desde el camarín.

En un ambiente visiblemente tenso, Iglesias hacía su descargo cuando Mariana Fabbiani saludó a Taboada, que esperaba detrás de escena para ser entrevistada: “No queríamos hacer un cruce escandaloso ni mucho menos. Fernanda dice que está dispuesta a estar con vos pero dijo que vos no querías. No sé si pudiste escuchar lo que dijo”, le dijo la conductora.

Entonces, Andrea aseguró: “Escuché una parte. Lo que puedo decir es que Fernanda está mintiendo, porque sí me golpeó y fue en reiteradas oportunidades. Mi reacción fue una reacción natural ante una agresión, que no lo pude sostener en silencio. Nada más”.

Lejos de quedarse callada, Fernanda le respondió: “No quiere mis disculpas. Yo le dije que hasta Dios perdona, pero bueno… La verdad es que me da pena. Mirá, yo si me quiero pelear con alguien, me peleo hasta el final. Pero no quiero pelearme con ella porque me parece buena mina. Me da lástima que lo haya agrandado, manipulando tanto la información. De golpe, yo soy un monstruo y no es así”.

Minutos más tarde, Mariana volvió a darle la palabra a Andrea, al preguntarle si sentía que Iglesias le había pegado a propósito: “Claramente. Yo me manejo con las palabras y no con los golpes, puedo discutir acaloradamente, pero no utilizo ningún golpe ni siquiera para frenar a un compañero cuando quiero decir algo”.

En el intenso ida y vuelta a la distancia, Fernanda contraatacó: “Eso lo tendría que haber hablado conmigo, no ir a tirar bosta a otro programa. Eso es maldad, porque sabe que me está hundiendo. Busca fama. Trabaja en un programa de cable y en un programa que mide un punto, el programa de Doman mide un punto. ¡Miren la planilla! Yo voy porque me divierte y por la plata, no me importa… pero por ahí a ella sí”.

Al terminar la entrevista con Iglesias, la producción del programa hizo pasar a Andrea y en un incómodo silencio las periodistas pasaron muy cerca una de la otra. Sin saludarse y evitando mirarse, Fernanda salió y Taboada se sentó para poder dar su versión del escándalo. El aire, claro, se cortaba con cuchillo.