Image default

“Ñoquis calientes”: también se investigará al gobernador Arcioni

En el marco de la causa “ñoquis calientes”, Jorge Miquelarena dijo que había contratados que ni siquiera sabían dónde estaba Chubut.

El escándalo generado por la gestión de la exministra de Desarrollo Social, Familia, Mujer y Juventud, Cecilia Torres Otarola, continúa generando dolores de cabeza al gobernador Mariano Arcioni quien al despedirla solo vislumbró el principio de lo que venía.

Ahora salió el jefe de fiscales de Chubut a decir que él también será parte de la investigación que lleva adelante Omar Rodríguez, jefe de la Unidad Anticorrupción, creada luego de las causas Embrujo y Revelación.

“Hay legajos en donde no hay absolutamente ninguna documentación, ni un currículum; solo hay papeles en blanco. Empezaremos a investigar todas las responsabilidades penales”, sostuvo el procurador general Jorge Miquelarena.

“No puede ser que no haya un control en la gente que se contrata. Hay personas que figuran trabajando en Chubut pero viven en Buenos Aires y, en muchos casos, ni siquiera saben dónde queda nuestra provincia”, acotó.

Tras resaltar que “vamos a investigar todas las responsabilidades de todos aquellos que intervinieron”, añadió que “podría haber investigaciones internas dentro de la propia administración”.

En este marco, aseveró que “no puede ser que no haya el más mínimo control. Se acreditó que mucha de la gente contratada devolvía un porcentaje importante del sueldo”.

“Todos los funcionarios, del gobernador para abajo, que hayan intervenido en estas contrataciones irregulares, serán investigados”, afirmó Miquelarena.

Finalmente, concluyó que “hay directores de área que al ser interrogados no sabían quiénes eran los subsecretarios contratados porque nunca habían asistido a trabajar”.