Image default

“No se deje llevar por los técnicos, Presidente. Los trabajadores no son números, son vidas humanas”

Los líderes sindicales encabezaron un acto en el que, con diferente intensidad, lanzaron críticas al Gobierno nacional. Todos coincidieron en que “si no hay respuestas, se viene el paro nacional”. Previo a los discursos, leyeron un documento consensuado entre las centrales, en el que declararon la “emergencia ocupacional” y renovaron el reclamo por el Impuesto a las Ganancias, el 82% móvil para los jubilados, y la universalización de las asignaciones familiares. “Esto es un llamado de atención al Gobierno”, aseguraron, y advirtieron que “este acto va a ser una miniatura comparado con el que vamos a salir a defender la ley antidespidos”, si llega a ser vetada por el Presidente.

Esta tarde, y en el marco de la movilización de las centrales obreras, los líderes sindicales brindaron un discurso en el que, con diversa intensidad, criticaron al Gobierno nacional.

Previo a las palabras de cada dirigente, Juan Carlos Schmid leyó un documento consensuado entre las centrales obreras, en el que declararon la “emergencia ocupacional” y, “ante el imcumplimiento de las promesas de campaña” insitieron en que “el salario no es ganancia”. Además, “volvemos a demandar la universalización de las asignaciones familiares porque nuestros hijos son iguales ante la ley y ante la sociedad“, advirtieron.

También renovaron el reclamos por “el 82% móvil para nuestros jubilados”. Y lanzaron: “ratificamos la plena vigencia del derecho de huelga sin la limitación de ningún protocolo de seguridad”.

Además, el documento advirtió: “exigimos la no intervención de ningún órgano externo en la vida sindical de los sindicatos”.

“Esto es un llamado de atención a las fuerzas políticas para que asuman estos problemas, y una llamado de atención al Gobierno“, afirmaron. Y dijeron que “la justificación de que la culpa está en otro no sirve”.

“No podemos ocultar las cuentas pendientes bajo la excusa de la herencia recibida”, leyó Schmid.

En el escrito, las CGT y las CTA señalaron que “el pueblo argentino sigue con inocultables preocupación la evolución de las medidas económicas”. Y apuntó que “tanto la aceleración de la inflación como la devaluación demuestran que se ha resuelto trasladar el costo de esta política sobre la espalda del pueblo trabajador”.

Luego, el primero en hablar fue Pablo Micheli, uno de los más críticos de Mauricio Macri. “Las medidas del Gobierno son a favor de los grupos concentrados”, lanzó el líder de la CTA Autónoma.

“No es cierto que tengan un plan, el plan que tienen es seguir enriquciéndose”, agregó. Y advirtió: “vamos a seguir luchando y si no tenemos respuestas, se viene un paro nacional“.

Además, destacó la unidad de las cinco centrales obreras. “Mientras se habla tanto de grieta, hemos sido capaces de dejar de lado nuestras diferencias para poner por encima los problemas de los trabajadores”, subrayó.

También lamentó que “todas las medidas de este gobierno sean a favor de los grupos concentrados de poder y ninguna a favor del pueblo” y advirtió que si el presidente Mauricio Macri veta las leyes antidespdido “va a haber conflicto”.

Por su parte, Antonio Caló aseguró que “en estos 4 meses aumentó la pobreza”.  Además, destacó en el acto que “las tres CGT hemos decidido que vamos por la unidad y vamos a ser una sola CGT; la fecha es el 6 de junio, donde vamos a hacer un Comité Central Confederal y el 22 de agosto, día del renunciamiento histórico de Evita, vamos a hacer el Congreso Nacional de la CGT para unificar a la central obrera”.

En tanto, el titular de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, aseguró en su discurso en el acto de las cinco centrales obreras que “hay compañeros buscando en la basura” y anticipó que “queremos una ley que proteja el salario”.

El gremialista también se refirió a la ley antidespidos y afirmó que “vamos a ir al Congreso para que se vote la ley“. Y agregó que “va a ser la primera medida para los trabajadores y la logramos luchando”.

Yasky también se refirió a la posibilidad de que el presidente Macri vete la ley y consideró que “este acto va a ser una miniatura comparado con el que vamos a salir a defender esa ley”.

Luego, Hugo Moyano arrancó su discurso, el más extenso de todos, destacando que se trata de “una convocatoria histórica” y aseguró que no es una marcha “en contra de nadie, si no a favor de los trabajadores“.

 “No queremos decidir ni mandar. Queremos que nos respeten“, lanzó.

Y continuó: “A los trabajadores no les tengan miedo, ténganles respeto, señor Presidente (…) Los únicos que pueden salvar la patria son los trabajadores”.

 “Los trabajadores son los que generar la riqueza y sin embargo los millonarios de turno toman decisiones“, fustigó. Y agregó: “Los empresarios viven las crisis, los trabajadores las sufren“.

“No se deje llevar por los técnicos, Presidente. Los trabajadores no son números, son vidas humanas“, le pidió a Macri.

¿Cuáles son las medidas que el Gobierno ha tomado para detener la inflación que en cuatro meses está arriba del 40 por ciento”, se preguntó y siguió: “¿Cómo no toman medidas inmediatas para solucionarlo?”.

Agregó que “como dijo Caló, esto no es contra nadie”, aunque tomó distancia de la gestión de Macri, al sostener que “ustedes saben que siempre estuve más cerca del olor de los trabajadores que de los perfumes de los funcionarios de turno”.

Se quejó, además de que “el domingo dicen que vuelve a aumentar la nafta, debe ser el regalo que le da a los trabajadores”, ironizando sobre lo que el Presidente haría el 1° de Mayo.

Moyano denunció además que desde el Poder Ejecutivo “quieren poner en práctica la precarización laboral” y consideró que “el Gobierno tomó medidas para proteger a un sector de la sociedad de forma inmediata y tarda mucho para tomar medidas a favor de los trabajadores”.

Advertencia a Macri por ley antidespidos: "Este acto va a ser una miniatura en comparación"

Fuente: Urgente24