Image default

Nicolás Massot: “Estamos absolutamente abiertos a debatir sobre el aborto”

El jefe del bloque PRO en Diputados, Nicolás Massot, manifestó que, a pesar de las diferencias que puedan existir en el espacio respecto de este tema, el oficialismo no rechaza discutir el aborto.

En el medio de los cuestionamientos que recibió la propuesta del Gobierno para modificar el Ministerio pública Fiscal, el jefe del bloque de Diputados del PRO, Nicolás Massot, aclaró que “el objetivo de la reforma no es remover a Gils Carbó”. Además, opinó sobre el tratamiento en el Congreso del aborto.

“Es un tema que siempre está en agenda y permanentemente hay proyectos con estado parlamentario para ser tratados”, dijo al respecto. También, agregó: “Nosotros estamos abiertos absolutamente al debate. Por supuesto que no tenemos una postura unificada como bloque, como casi ningún bloque. Estamos quienes estamos en contra del aborto y quienes están a favor”.

Al ser consultado por el proyecto del oficialismo para reformar el Ministerio Público, aclaró: “Si la reforma tuviera como objetivo correr a la Procuradora actual, tendría una sola reforma pero es amplísima e integral sobre muchísimos aspectos“.

En diálogo con el programa El fin de la metáfora, por Radio del Plata, subrayó: “Siempre dijimos que Gils Carbó tenía que irse. Gils Carbó tenía dos oportunidades: ser la procuradora de la Nación o ser la procuradora del anterior gobierno y eligió la segunda. Nosotros necesitamos un procurador de la Nación y no un procurador de un gobierno. Le llueven las denuncias en el nombramiento de los fiscales”.

La propuesta del oficialismo recibió duras críticas por parte de Horacio Verbitsky, quien la calificó de “inconstitucional” y acusó al Gobierno de “hacer politiquería con las instituciones”.

Con respecto a la media sanción que obtuvo en la Cámara de Diputados el proyecto de reforma política, Massot señaló que el punto más importante es el cambio de instrumento de votación.

Es un golpe al menos al clientelismo político. Si imaginámos que sustituimos la boleta en papel, que tantas maniobras dudosas han instalado en los últimos años, por una boleta electrónica que termina con esas prácticas y agrega rapidez y transparencia en el sufragio, no hay mucho para arrepentirse. Es el punto troncal de la reforma política”, argumentó.

Además, indicó que “el respaldo va a ser manual como siempre pero el conteo es electrónico, lo importante es que elimina el error”. Asimismo, destacó que “hay chances de que el sistema lo desarrolle el Ministerio de Modernización y no una empresa privada” y añadió que “la evaluación que hace la gente es muy positiva”.

En ese mismo sentido, explicó: “Lo más importante es el doble soporte de la boleta: electrónico y físico porque el voto se imprime. El rol de los fiscales no cambia, es el mismo de siempre. El sistema es totalmente seguro, aunque se pueda alterar el chip jamás puede hacerse con lo que está impreso en tinta”.

“Las dudas se van a disipar cuando se utilice el sistema. No tengo duda que la gente va a estar tranquila y que el sistema es seguro y totalmente innovador con respecto al anterior”, concluyó.

Consultado por el bono de fin de año, el diputado sostuvo: “El bono está estipulado en una base referencial. Lo que hicimos fue generar el marco necesario para que exista un diálogo y compensar esa diferencia que hubo entre el pronóstico y la realidad. El bono va a ser diferente en todos los sectores porque cerraron paritarias con distintas porcentajes”.

“No podemos pedirle a los empresarios que no quieran ganar plata ni a los trabajadores que no quieran defender los intereses de sus representados. En ningún país del mundo los empresarios están para hacer una cosa diferente a maximizar sus beneficios, lo mejor que tenemos que hacer es aceptarlos”, enfatizó.

No obstante, admitió la necesidad de controlar los precios y consideró que  “los empresarios necesitan un Guillermo Moreno pero educado”. Asimismo, indicó que en el último mes de gestión del gobierno anterior, después de haber perdido la elección, hubo una relajación de los controles de precios, que generó mucha inflación.

Ante el anuncio del “fin” del Fútbol para Todos, Massot subrayó: “Estamos haciendo los mayores esfuerzos para encontrar un inversor privado que garantice el servicio de Fútbol para Todos y en vez de pagarlo el Estado, ponga el dinero un privado. Está llevando su tiempo por las irregularidades que hubo en la AFA”.