Image default

Murió el físico Stephen Hawking a los 76 años

Su familia confirmó la noticia mediante un comunicado. El cosmólogo y divulgador científico se encontraba en su casa de Cambrigde.

“Estamos profundamente tristes de que nuestro amado padre haya fallecido hoy. Fue un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años”, expresaron en el comunicado, según reprodujo la cadena SkyNews.

Su coraje, su brillantez y su humor inspiraron a personas de todo el mundo“, añadieron antes de recordar: “Una vez dijo: ‘No sería mucho un universo si no fuera el hogar de la gente que amas’. Lo extrañaremos para siempre”.

La familia de científico pidió privacidad y agradeció a “todos los que han estado al lado del profesor Hawking y lo han apoyado durante toda su vida”.

Una vida dura y un gran sentido del humor

Hawking, nacido el 8 de enero de 1942 en Oxford, estudió Fisica en el University College de esa localidad y luego se doctoró en la misma especialidad en Cambridge. Reunió decenas de títulos honoríficos y era miembro de la Real Sociedad de Londres, la Academia Pontificia de las Ciencias y la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

Prácticamente desde su época de estudiante, se vio afectad por estaba esclerosis lateral amiotrófica (ELA), que luego lo dejó postrado en una silla de ruedas.

A lo largo de su vida, no sólo se destacó por sus investigaciones y teorías sino también en su rol de divulgador científico, y mostrando reiteradamente un profundo sentido del humor.

“La primera descripción científica del tiempo la dio en 1689 Isaac Newton, que ocupó la silla de la misma Cátedra Lucasiana en Cambridge que ocupé yo (aunque en su caso la silla no era eléctrica)”, escribió, por ejemplo, en sus memorias, en las que también contó: “Fui al médico tras caerme por las escaleras, pero lo único que me dijo fue: ‘Deja la cerveza”.

Hawking, que creía que Dios no era necesario para explicar al mundo ni al Big Bang, había revisado recientemente su teoría de a la humanidad le quedan menos de mil años en el planeta… para afirmar que, al paso que va, le quedarían no más de cien (aunque también había pensado cómo resolver ese problema), y de que hay un riesgo cierto de que las máquinas terminen dominando a los humanos. En el mundial 2014 se viralizó un video suyo explicando cómo patear el penal perfecto.