Image default

Moyano: “Carrió trabaja para los norteamericanos”

El líder de Camioneros se declaró como un “perseguido” por la Justicia. Dijo que “las presiones vienen del Gobierno y de su entorno”. También disparó contra Patricia Bullrich y su nueva asesora.

Hugo Moyano volvió a disparar hoy contra el Gobierno de Mauricio Macri y todo Cambiemos. Una de las principales apuntadas por el titular de Camioneros fue la diputada nacional Elisa Carrió, a quien trató de “una señora enferma” y sostuvo que trabaja para la CIA, la agencia de inteligencia de Estados Unidos.

En una entrevista con radio La Red, el gremialista afirmó que es víctima de una “persecución judicial” y dijo que “no hay motivos” para que puedan detener a él o a su hijo Pablo. “Las presiones a la Justicia vienen del Gobierno y del entorno de este señor, que nos hace quedar como idiotas frente al mundo”, declaró, en referencia al jefe de Estado.

Tras las palabras de la semana pasada de Carrió, que advirtió que Moyano estaba “a punto” de quedar detenido, el exlíder de la CGT aseguró que la líder de la Coalición Cívica-ARI “pertenece” a la CIA y al departamento de Estado del país norteamericano. “Esa mujer atacó a todo el mundo, al presidente, al papa. Es una señora enferma”, arremetió.

También lanzó duros cuestionamientos contra la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y su flamante asesora Florencia Arietto, exdirigente del Frente Renovador y exsecretaria en Independiente. “Están todo el día atacando y amenazando. Pertenecen a los servicios. Son muy poderosos, pero a mí no me asustan”, exclamó.

La salida de Schmid de la CGT

En otro tramo de la entrevista, Moyano se refirió a la salida de Juan Carlos Schmid del triunvirato conductor de la CGT, donde había sido puesto en 2016 por el propio líder camionero. “No es una situación cómoda estar allí. No pudiendo ejercer plenamente las decisiones que se están reclamando desde abajo. Evidentemente, sentía una incomodidad de estar ahí y por eso se ha retirado”, manifestó.

Para el presidente de Independiente, la salida de Schmid “no fue sorpresiva”. “Me habían comentado que iba a renunciar después del paro (el martes pasado) porque no se sentía cómodo”, contó, volvió a marcar sus diferencias con la central, con la que rompió días atrás para reunirse en un nuevo frente gremial con una postura más “combativa” contra el Gobierno.

Según opinó el sindicalista, la administración de Cambiemos “es insensible y no atiende las necesidades imperiosas”, y eso hace que “la gente está agotando su paciencia”. “No sale a la calle para divertirse, sale por una cuestión de necesidad”, completó.