Image default

Mora Godoy: “En uno o dos años vamos a saber si fue bueno o malo el kircherismo”

La reconocida bailarina de tango es cauta a la hora de opinar sobre el nuevo gobierno y afirma en la entrevista con Jesica Mateque, al igual que al resto de la gente, la embarga por ahora la sensación de incertidumbre sobre el futuro. Celebra la continuidad de Barañao en Ciencia y elogia la designación de Hernán Lombardi al frente de los medios públicos. Su plan para difundir el tango.

La bailarina de tango y empresaria  está en un buen momento profesional. Esto hace que la actualidad nacional la encuentre con mucho trabajo. Este año hice varios shows en la Argentina y ahora estoy preparando la temporada en el Teatro Colón de Mar del Plata”, revela a 3Días. Asimismo, reflexiona que el fin del gobierno kirchnerista y la asunción del nuevo presidente, Mauricio Macri “trae, como todo cambio, un poco de miedo, porque se generan expectativas e incertidumbre hasta que después uno ve realmente lo que sucede”.
Por otra parte, señala que no está en el grupo de votantes exultante con el triunfo macrista, pero tampoco con el que sufre por la derrota de Daniel Scioli: “No estoy ni triste ni feliz. Sólo espero que todos los argentinos estén mejor; que todos podamos salir adelante y que no haya corrupción”.

A partir de su gira artística por todo el país, ¿cómo percibió a la sociedad en las últimas semanas?
– Con muchas dudas sobre qué se va a hacer, si vamos a estar mejor, si los cambios que habrá serán los que necesitamos. La incertidumbre es muy grande.

¿Antes de las elecciones le parecía factible que Macri ganara?
– Pensaba que iba a estar peleado. Sí fue una sorpresa los resultados de la elección en Buenos Aires. Evidentemente, la gente con su voto tomó una decisión de cambio, tanto en esa provincia como en el país. Me parece que fue muy democrático todo. Vivimos en democracia desde 1983; lo digo porque aunque algunos digan que no, es así. No me abandero con un partido pero es importante que las cosas que se hicieron bien, se puedan mantener y mejorar; y que lo que estaba mal, se pueda sacar.

¿Cómo evalúa la gestión del matrimonio Kirchner?
– Hubo cosas muy buenas, y otras que no. En líneas generales, no fue mala. No soy una persona que vaya a matar al gobierno saliente. Sería injusto. No estoy de acuerdo con todo, pero criticarlo porque ya se fue, no me parece bien. Tiempo al tiempo. Porque uno tendrá que ver si en el futuro está mejor o peor. Es recién ahí cuando vamos a saber si fue bueno o malo el kirchnerismo; y si este nuevo gobierno es mejor o peor.

¿Tiene algún tipo de temor de cara a esta nueva etapa?
– Lo que más nos preocupa, como creo que a la población en general, es la economía. Lo que no quiero es que nos vuelva a pasar lo del gran endeudamiento que tuvo la Argentina y que durante 15 ó 20 años los gobiernos siguientes tengan que pagarlo. También, que no mejoren las industrias argentinas. Me parece que está bueno abrir un poco la importación, pero no para matar a las empresas argentinas. Últimamente estoy viendo muchos programas sobre economía. Yo soy bailarina, no entiendo del tema y, por ejemplo, cuando se habla de que el Gobierno va a sacar las retenciones al campo, yo no sé cuánto impacta esa medida en cada familia; si afecta o no a los pobres o si se le da un privilegio a los que más tienen. Lo que quiero decir es que todos esos temas deberían estar mejor explicados. Hace unos días lo escuché a Martín Lousteau y explicó muy bien muchas cosas; entendí todo y yo no sé de economía. Me pregunto, también, cómo va estar la gente si es que sacan subsidios. Pero bueno, habrá que ver cómo está de acá a uno o dos años. Uno quisiera resultados inmediatos pero no es así.

¿Qué opina del nuevo gabinete de ministros y demás funcionarios de Macri?
– Me gusta que en Economía haya un equipo y que no recaiga todo sobre uno solo ministro. En equipo se trabaja mejor y lo que uno no ve, puede verlo el otro. Y me encantaría que pase que aún cuando haya algún economista -o funcionario- que haya estado en el gobierno anterior, si es valioso, también se lo consulte. No tiene que existir ese orgullo en términos partidarios sino que se priorice la salud del pueblo. Por eso me parece bárbaro que el ministro de Ciencia y Tecnología (Lino Barañao) siga en esta etapa; porque tuvo una gestión increíble. Y también que hayan nombrado a Hernán Lombardi (encargado de los Medios Públicos) al frente de Tecnópolis porque es una persona muy pluralista.

¿Qué asuntos le gustaría que tuvieran prioridad en esta nueva gestión presidencial?
– Las escuelas y todo lo que es educación. Y lo del hambre me parece… que se mueran de hambre en Tucumán, en Chaco… Hay que atacar a la desnutrición y enfocarse en los hogares que están debajo de la línea de pobreza. Y en que no caiga el empleo.

¿Cree que hubo una grieta en estos últimos años?
– Por supuesto que hay una grieta, es innegable. No creo que sane pronto. Pero me gustaría que tiremos para adelante y que podamos pensar más en el bienestar del país y no desde el egoísmo.

A nivel cultural, ¿hay algo que le gustaría que se tenga en cuenta?
– Me gustaría que tengamos más políticas que apoyen la difusión del tango y también participar de alguna iniciativa; que se me tenga en cuenta como referente en el tema. Quisiera poder presentar un buen plan de difusión en el cual vengo pensando hace mucho tiempo.

mora godoy