Image default

Monzó buscará a los ñoquis en Diputados

Durante los gobiernos kirchneristas, el Poder Legislativo Nacional (PLN) incrementó su personal en un 59% y, en el caso particular de Diputados, el crecimiento de los empleados fue del 127%. Para confirmar esto, el presidente de la Cámara, Emilio Monzó, ordenó una auditoria. Seguiría la estrategia de Michetti en el Senado, daría de baja los contratos “que están de más”.

En la Cámara de Diputados, el incremento de personal entre 2003 y 2016 fue del 14%; es decir, pasó de 4914 a 5625 empleados. Pero, como ya se mencionó, fue en el Senado, durante la gestión de Amado Boudou, donde se registró un incremento inusitado de personal, a tal punto que es seguramente la primera vez en la historia parlamentaria argentina que la Cámara alta tiene más empleados que la baja, esta última con más del triple de legisladores.

Ante esta situación, Emilio Monzó ordenó un relevamiento sobre el personal que actualmente presta servicios en la cámara. “decidimos ordenar una auditoría para tener un cuadro de situación preciso sobre el estado económico de la Cámara de Diputados. La primera etapa del relevamiento estará dedicada a la situación del personal. Calculamos que estará lista a finales de este mes o a principios del que viene” dicen fuentes cercanas al diputado.

Según versiones legislativas no se descartan posibles despidos, pero éstos no serán tan drásticos como en el Senado y estarían sujetos a los resultados de la auditoría.