Image default

Mimo Tao, de monje budista a ícono trans de la farándula

A los 22 años, puede contar cómo se siente entrar a un templo budista como monje y salir maquillada dispuesta a conquistar el mundo como modelo. 

No escribe bien en inglés y se disculpa por esto en los primeros renglones del mail. Sus comentarios y respuestas se suceden entre los agradecimientos por contactarla desde un lugar tan lejano como Argentina y algunas frases de Buda que guardó para el final. Su nombre, Mimo Tao, ya es conocido en su país natal, Tailandia, de la mano de una vida dura, campañas publicitarias y shows nada inocentes. A los 22 años puede contar cómo se siente entrar a un templo budista como monje y salir con maquillaje dispuesta a ser modelo.
Cambio de hábitos 
Mimi llegó al mundo como varón y fue bautizado como Phajaranat Nobantao. Después de una educación católica y una vida acomodada, su familia tuvo graves problemas económicos y, cuando llegó a la adolescencia, la mandaron a vivir a un templo budista lejos de su casa. A los seis meses, se rapó la cabeza y comenzó a usar la ropa típica de esos lugares, en concordancia con la vida disciplinada que llevaban los otros 200 monjes del lugar.
“Viví y estudié en el templo durante 6 años”, cuenta Mimi. “Mi experiencia como monje budista fue muy buena. Todos en el templo se respetan entre sí. Lo que más recuerdo son las enseñanzas de Buda sobre las verdades de la vida: saber que obtendrás aquello que des y entender que no hay que rogar a los dioses si necesitás éxito, sólo hay que empezar a hacer cosas”
Phajaranat empezó a interesarse por el maquillaje y, junto a otros amigos, se reunían en celdas para compartir secretos de belleza frente al espejo. Tiempo después, empezó a tomar pastillas anticonceptivas para estimular sus hormonas femeninas.
Durante una visita, su mamá se dio cuenta de sus cambios y vivió una difícil pelea que le costó muchas lágrimas. Después de ese evento y seis años de clausura, dejó el templo y se fue a Pattaya, una ciudad en la costa tailandesa a dos horas de Bangkok, que tiene fama de ser el centro del turismo sexual del país.
Trabajó como bailarina en un par de cabarets, pero quería salir de ahí. Un día, vio un programa de televisión acerca de una de súper modelo tailandesa, Rojjana “Yui” Phetkanha, “Ella fue la que me inició en mi pasión por la moda”, dice sobre esta chica que la ayudó a convertirse en el ícono transgénero en el que se convirtió hoy, bajo el nombre de Mimi Tao.
Luego de hacer campañas de lencería y distintas publicidades, se prepara para participar de una película sobre las modelos transgénero, tal publica Daily Mail.
Mirá las fotos:
Mimi Tao, de monje budista a ícono trans de la farándula tailandesa / Foto: Instagram

monje

Mimi Tao, de monje budista a ícono trans de la farándula tailandesa / Foto: Instagram

manija

manija

traba

Mimi Tao, de monje budista a ícono trans de la farándula tailandesa / Foto: Instagram

budismo