Image default

Milito asumió en Independiente: “Para mí no es un desafío más”

Fue presentado hoy en la sede del club por el presidente Moyano. Firmó por 18 meses y prometió “valentía y respeto por una idea”.

Esta vez sí. Después de haber rechazado la oferta en 2014, cuando dirigía el Selectivo, Gabriel Milito se convirtió hoy formalmente en el director técnico de Independiente. El acuerdo, con una vigencia de 18 meses, quedó formalizado hoy y el DT fue presentado en la sede del club por el presidente Hugo Moyano. “Para mí no es un desafío más”, afirmó el flamante DT.

Unas 200 personas entre socios, dirigentes, allegados a la Comisión Directiva y periodistas asistieron en el segundo piso de la sede a la presentación de Milito, quien prometió abrevar en las fuentes del club y en su propia historia como jugador para armar un equipo que sea “valiente y que respete una idea”.

“No puedo negar que hay ansiedad, pero la tranquilidad viene con los resultados y éstos vienen con funcionamiento”, dijo Milito, quien explicó que su negativa anterior tuvo que ver con que “no estaba preparado como siento que lo estoy ahora”.

El entrenador, que se hará cargo del plantel la semana próxima, una vez que termine el campeonato y empiece el receso, consideró que tiene “un plantel competitivo, que nos entusiasmó y que evaluaremos más en detalle cuando empecemos a trabajar”.

“Nos gustaría que todos aquellos jugadores que rindieron bien se quedaran con nosotros y haremos un esfuerzo por retenerlos, pero siempre respetando el deseo del futbolista”, añadió sobre la conformación del plantel y frente a las versiones de ofertas por Víctor Cuesta, Nicolás Tagliafico y Martín Benítez.

Y ante una pregunta se refirió a la situación puntual del arquero Diego Rodríguez, que perdió la titularidad y es resistido por parte del público: “Lo conozco, es un jugador con muchas condiciones y que le dio mucho al club. Le tocó vivir una época muy complicada en Independiente y demostró tener personalidad. Necesitamos jugadores de carácter”, dijo, en lo que puede interpretarse como un respaldo.

“No se trata de un desafío más. Estamos ilusionados con el desafio y esperando el primer dia de entrenamiento”, dijo el Mariscal. “De la mano de Gaby la vuelta vamos a dar”, cantaba la gente. El ciclo del Milito DT estaba en marcha.