Image default

Menos IVA en alimentos: beneficiaría a 15 mil jubilados de Trelew y el Valle

Unos 15 mil jubilados de Trelew y las zonas aledañas que cobran la mínima podrían ser beneficiados con el proyecto para la devolución del IVA en los alimentos con un tope fijado por el momento de 300 pesos por mes. La iniciativa ingresó la semana pasada en el Congreso de la Nación y en pocos días sería sancionada.

Hoy la mínima para Chubut, si se tiene en cuenta la Zona Austral, llega a los $ 6.942. Además del haber mínimo jubilatoria, la iniciativa alcanzaría a los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y otros beneficios sociales. Un dato importante es que la normativa en caso de ser aprobada regirá para aquellos jubilados por Anses, no para aquellos que lo hayan hecho en el Estado Provincial.

Para que se produzca la devolución, se deberá abonar con tarjeta de crédito. Y para ello la Anses ya brinda una tarjeta. El titular de la UDAI Trelew, Fernando Arabia, explicó que “Anses tiene una cuenta en la seguridad social donde entrega una tarjeta de débito gratuita para los jubilados y abonando con ese medio de pago se le haría una devolución de 15% del IVA hasta el tope de $ 300”.

En su primera impresión del proyecto que aún debe ser aprobado por ambas cámaras del Congreso, Arabia consideró que “siempre hablamos de ser probeneficiarios. Entonces todo lo que sea a favor del beneficiario y ayude a la economía diaria, bienvenido sea. La realidad siempre indica que todo parecería ser poco hoy en día, pero siempre es bueno algo antes que nada”, dijo en relación al tope de los $ 300.

Según publicó el diario Ámbito Financiero, dicho tope se irá ajustando según las variaciones de la canasta básica de alimentos publicada por el Indec, más allá de que aún no se están brindando datos públicos, a raíz de la reorganización del instituto de estadísticas.

En el artículo 5 del proyecto se establece que quedan excluidos del régimen los perceptores de más de un beneficio o prestación, sin considerar la AUH ni la Asignación por Embarazo; los beneficiarios de dichos planes que tributen el impuesto a los Bienes Personales; quienes perciban otros ingresos que hayan sido declarados en el impuesto a las Ganancias o en el monotributo.

Además se exceptúa del beneficio a quienes perciban ingresos en relación de dependencia o estén inscriptos en el Sistema Integral Previsional Argentino (SIPA) como trabajadores autónomos.

Otro de los agregados al proyecto original consiste en un artículo que obliga a la ANSES y la AFIP a encarar una campaña de concientización financiera para los potenciales beneficiarios.

Uno de los puntos que se incorporaron es una ayuda tecnológica a comercios monotributistas para morigerar los costos de la implementación del sistema posnet y una campaña de concientización para incorporar estos medios de pago electrónicos.

Cambios en mayo

En otro orden, uno de los cambios que se dan a partir del mes de mayo es la incorporación de los monotributistas dentro de la Asignación Universal por Hijo. “Estamos incorporando al sector que está desamparado en cuanto a las asignaciones familiares al sistema desde mayo, que se incorporarían 514 mil niños cobrando asignaciones en todo el país. Sería de acuerdo a la categoría del monotributo lo que se va a cobrar”.

Sobre el impacto de la medida, Arabia sostuvo que “es una cuestión igualitaria porque era el sector económicamente activo que estaba afuera del sistema de asignaciones familiares. El impacto creemos será fuerte a nivel económico y veremos las repercusiones”.

Por otra parte, en mayo y por única vez fue liquidado un adicional de 500 pesos para jubilados de la mínima y los que cobran la AUH.

Afluencia

Fernando Arabia asumió la titularidad de la UDAI Trelew con el cambio de Gobierno. Sobre el funcionamiento del organismo, sostuvo que “la realidad es que para nuestra organización marzo, abril y mayo son días con mucha afluencia de público, la Anses hoy en día agrupa muchos programas donde la gente que viene es por cada programa tenemos determinada cantidad de gente”.

Acotó que “se hace difícil de llevar en el día a día pero estamos acostumbrados a una afluencia de unas 500 personas por día lo cual indica un desgaste importante del personal, pero trabajamos en función de que todos los beneficiarios puedan venir, hacer la presentación , hacer un reclamo si corresponde y poder otorgarles una respuesta”.

Por Federico Sánchez