Image default

Massa ya es una obsesión para el macrismo

Comenzó casi como un romance político, para el presidente de la Nación, el diputado era el garante de gobernabilidad que necesitaba, pero el protagonismo del ex intendente de Tigre molestó a Macri. La relación está muy tensa.

El acuerdo de gobernabilidad entre el PRO y el Frente Renovador parecía circular por los carriles normales, pero entre algunos dichos de funcionarios del gobierno nacional y que el Frente Renovador le provocara el primer traspié legislativo al Gobierno al no apoyar el decreto que elevó el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, generó rispideces que terminaron con el presidende de la Nación endilgándole al diputado nacional un “ánimo ventajero” y preferencias “por la chiquita” antes que “por la grande”.

Durante estos desencuentros,  Macri y Massa no hablaron. Pero finalmente el acompañamiento del massismo en las leyes claves hizo que ambos ratificaran el pacto de gobernabilidad. Fue el Presidente (él mismo acusó al diputado de privilegiar “demasiado el corto plazo y el protagonismo personal”) quien volvió a acercar posiciones. El miércoles por la mañana, al finalizar la maratónica sesión, el tigrense recibió un mensaje por chat de Macri en el que lo felicitaba y le agradecía el acompañamiento. Massa le había otorgado el quórum para que la sesión inicie y luego le aportó 20 de los 23 diputados de su bloque.

Pero el conflicto se acrecienta en la provincia de Buenos Aires ya que en el Senado, que preside el vicegobernador Daniel Salvador (de la UCR), el massismo le traba algunas leyes y sigue presionando, con Jorge D’Onofrio como líder: no hay trato si Cambiemos no le entrega al Frente Renovador la titularidad de la Comisión de Asuntos Constitucionales y Acuerdos (ACA), que comanda la senadora Nidia Moirano, a quien María Eugenia Vidal ordenó atornillarse a su escaño.

Para contrarestar esto, Vidal intenta levantar la imagen de Florencio Randazzo para empezar a equilibrar su extrema dependencia de Massa: Pero eso será un proyecto para la renovación legislativa 2017… Vidal tiene necesidades mucho más perentorias y extremas en 2016.