Image default

Massa y la primera crisis con Macri

Mientras Sergio Massa lanzaba nuevamente el IPC Congreso, desde el gobierno nacional desplazaban a Graciela Bevacqua del INDEC, por supuestas diferencias con el directorio. Esta situación, que se dio con minutos de diferencia, no hizo más que desatar las primeras diferncias considerables entre el diputado nacional y Mauricio Macri.

Escasos segundos después de la conferencia de prensa de la oposición respecto de la inflación y del índice de precios al consumidor (IPC Congreso), encabezada por el equipo económico del diputado Sergio Massa, el Indec emitió un comunicado anunciando el despido de la directora técnica Graciela Bevacqua. La relanzada mirada opositora de Massa contra el presidente Mauricio Macri se gestó luego de su regreso de Conferencia Económica de Davos.

Desde su regreso a la Argentina, Massa se plantó ante algunas decisiones del Gobierno y criticó de manera severa varias de las más recientes y controvertidas medidas del Poder Ejecutivo. Desde las filas massistas consideran que no es bueno para el país conformar una oposición agresiva sólo por opinar diferente, por lo que buscan acompañar lo que se considera correcto pero sin dejar de presentar discrepancias. La bajada de los cuadros de Néstor Kirchner y Hugo Chávez del patio “militante” (que solía usar la exmandataria Cristina Fernández) fue calificada por Massa como una “provocación innecesaria”, tal recuerda una nota de Perfil.

Lo cierto es que en la presentación del nuevo Indice de Precios, Massa no tenía pensado sumarse al anuncio en el salón de la Cámara baja, en particular para que no se lo presente como el “Índice Massa”, sino el índice de la oposición. Stolbizer y Graciela Camaño terminaron por convencer a Massa de participar, lo que le dio una fuerte impronta de oposición unida a la presentación.

El nombre de Graciela Bevacqua fue el fusible que decidió remover Todesca. La hasta hace horas fue funcionaria del Indec había manifestado en diálogo con la prensa que se necesitaban entre 8 o 12 meses como mínimo para confeccionar un índice de precios desde cero que resultara confiable y estable. La fricción entre ambos directores se habría terminado por desatar tras la presentación de Massa y su IPC Congreso. El Gobierno necesita urgente la cifra oficial de inflación para establecer parámetros en la negociación con los sindicatos.

La presentación en el Congreso no sólo habría generado ruido en el Indec, sino también en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Fuentes del massismo creen que cuando en el equipo económico de Horacio Rodríguez Larreta se enteraron de la presentación decidieron “apurar” la publicación de la medición porteña de la inflación que estimaron para enero en un 4,1 por ciento, superior a la luego anunciada por Marco Lavagna. “Tal vez la intención sea demostrar que se logró bajar la inflación”, argumentaron a Perfil.com.

Por último, voceros de Sergio Massa subrayaron que intención es dar un mensaje de “oposición racional y responsable”, con un equipo de trabajo real y con la “agenda de la gente”. Entre las iniciativas del diputado y excandidato presidencial que tal vez provoquen un nuevo dolor de cabeza al Gobierno nacional se encuentra la medición de la pobreza junto a sindicatos y ONGs, un proyecto diferente al del Gobierno respecto del 82% movil para jubilados y pensionados, la eliminación el impuestos a las ganancias a todos los trabajadores, y la eliminación del IVA para productos de la canasta básica a sectores vulnerables. Resta esperar el impacto de marzo respecto del comienzo de las clases y de la llegada de las primeras tarifas de servicios con aumentos.

Massa presentó el índice de inflación junto a Stolbizer