Image default

Massa: “Soy opositor”

El diputado Sergio Massa quiere poner distancia a su acuerdo con Mauricio Macri y no perder su rol de opositor, a pesar que los nombramientos de su gente continúan en Nación, provincia de Buenos Aires y en la Ciudad de Buenos Aires. La encrucijada de querer marcar diferencias.

Adversario, no enemigo. Sergio Massa apela a la misma distinción cada vez que necesita explicar su relación con Mauricio Macri y Cambiemos. Ayer necesitó dar un paso más: tras varias semanas operando para que se apruebe el endeudamiento que pedía la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, y los días que pasó junto al Presidente, en el Foro de Davos, el líder del Frente Renovador tuvo que recordar que trabaja para vencer a Cambiemos. Que es opositor.

En ese marco, el referente del frente UNA, que conformó con el ex gobernador de Córdoba José Manuel de la Sota para competir en los comicios del año pasado, evitó confirmar si aspira a ser candidato a senador en 2017. “Esto no es personal”, dijo.

El diputado contó que durante el viaje que compartió con Macri a Davos, Suiza, le planteó diversos temas: “Nosotros tenemos en agenda ganancias, el 83 por ciento móvil , la emergencia en seguridad ampliada, el narcotráfico y leyes por delitos de corrupción que vamos a plantear, seguramente vamos a tener diferencias con el presidente”, sostuvo.

Además, Massa salió al cruce de las críticas de los dirigentes del PJ que rechazaron la posibilidad de que el ex intendente de Tigre pueda liderar el peronismo, tal como planteó Macri en Davos. “Qué lástima, cuánta chicana. Hay que trabajar en los temas que verdaderamente preocupan. Hay muchos que están preocupados por sus carguitos partidarios, sin pensar en la gente”, aseguró.

Tras definirse como peronista, Massa remarcó que el frente UNA “trasciende la discusión del sello del partido”. “Yo me voy a pelear por la inflación, las jubilaciones y la inseguridad, si ellos se quieren pelear por un carguito, que se peleen”, aclaró.

El líder del Frente Renovador le dedicó un párrafo especial al presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, quien lo había acusado de “defender a los oligarcas”. “Perdió la interna con Sabbatella y con Aníbal Fernández, llevó a la derrota al peronismo después de treinta años en el gobierno en la provincia. Espinoza es un símbolo de la derrota, yo le diría que se calle la boca y sea respetuoso”, resaltó.

Sobre la posibilidad de competir con Cristina Kirchner en las próximas elecciones, Massa respondió que “cada fuerza política va ir construyendo su liderazgo para este año y está claro que en el caso de La Cámpora tiene su liderazgo” en la ex presidente.

“Todavía faltan dos años para la próxima elección y tenemos que dejar de construir pensando en la próxima elección y empezar a construir pensando en las próximas generaciones, aprovechar los años que no son electorales, trabajar en las coincidencias”, enfatizó.