Image default

Massa respaldó los cambios en la política migratoria que impulsa Macri

El líder del Frente Renovador afirmó que “en la Argentina, los delincuentes tienen que tener vedado el ingreso al país”. “No hay contradicción entre la política de respetar derechos y la política de cuidado de la soberanía”, agregó.

El gobierno de Mauricio Macri tiene decidido endurecer los controles migratorios. Este lunes se harán efectivos los cambios programados cuando se publique el decreto que ya firmó el presidente y que permite expulsar del país a delincuentes extranjeros.

Frente a la polémica que generó la decisión oficial, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y la vicepresidente Gabriela Michetti, fueron las dos funcionarias que salieron a respaldar la medida y aclarar cuál es la intención del Gobierno.

La ministra Bullrich aseguró que el gobierno no tiene “un problema con la inmigración, tenemos un problema con el narcotráfico y con el contrabando”. Y agregó, “nuestro problema con la frontera no es la gente“.

“Es muy importante combatir un delito como el narcotráfico. En esa realidad, tenemos que encontrar todas las vías para evitarlo”, destacó en una entrevista con el diario El Tribuno publicada este domingo.

“La vía de expulsar rápidamente a los extranjeros que entren y que delincan en temas de narcocriminalidad, es lo mismo que meter rápido presos a los argentinos que lo hacen”, manifestó Bullrich.

Por su parte, la vicepresidenta Michetti indicó que “todas las cosas que ayuden a trabajar duro contra el crimen organizado y narcotráfico están bien, esto no tiene que ver con migración, sino con seguridad”.

Además, pidió “distinguir bien las medidas que tienen que ver con la seguridad” y aseguró, en declaraciones a radio La Red, que “Argentina es un país abierto que siempre va a estar a favor de la diversidad”.

A las palabras del oficialismo, se sumó el diputado Sergio Massa. El líder del Frente Renovador sostuvo que “la reforma migratoria está plasmada en el Proyecto de Código Penal que presentamos en el 2013, y que acompañaron más de 5 millones de argentinos con su firma”.