Image default

Massa: “Es una provocación haber bajado los cuadros de Kirchner y Chávez”

El líder del frente UNA consideró “una provocación innecesaria” la decisión de desplazar la imagen del ex presidente en Casa Rosada. Pidió una comisión bicameral para analizar persecuciones en el Estado.

El diputado nacional Sergio Massa no estuvo de acuerdo con la decisión del Gobierno de retirar los cuadros de Néstor Kirchner y Hugo Chávez del Salón de los Patriotas Latinoamericanos de la Casa de Gobierno, al considerarlo “una provocación innecesaria”.

“Si quieren unidad, hay que discutir sobre los temas que nos preocupan a todos, hablar sobre la agenda de la gente”, señaló, pronunciándose a favor de “reconciliar a los argentinos, esto fue innecesario”. El líder del Frente Renovador dijo que “me parece una provocación innecesaria que bajen los cuadros de Chávez y Néstor, hay temas más profundos para discutir”.

“Me quedo con los gestos del Gobierno como la invitación al diálogo con la oposición. Espero que los sigan teniendo”, diferenció.

Al participar del programa Intratables, el legislador sostuvo que “conseguir inversiones para el país es muy importante”, y dijo esperar que el Gobierno “se preocupe por los temas que de verdad le preocupan a la gente, como el 82% móvil”.

Massa sostuvo que “la gente está harta de la confrontación política, quiere que nos ocupemos de la gestión, de mejorarle la vida”, y reiteró que es “adversario” de Mauricio Macri, “no enemigo”.

El excandidato presidencial llamó a “construir un Estado al servicio de la gente”, y defendió la conducta de su partido señalando que “nosotros decidimos construir desde la propuesta, que es distinta a la del Gobierno y vamos a defender desde el Congreso”

“Es mentira que el Congreso quedó dividido en dos, son varias fuerzas presentes ahí, no hay un liderazgo polarizado”, enfatizó, destacando que “nosotros desde el Congreso vamos a tratar los temas que le interesan realmente a la gente”. En ese sentido habló de “resolver la inseguridad y el narcotráfico, son urgentes”, pero aclaró que “buscar inversiones es clave”.

Hizo además un mensaje para el resto de la oposición al señalar que “no solo yo tengo que acompañar al presidente a mejorar la Argentina, sino todos los dirigentes de la oposición. Hay que pensar mas en lo mejor para el país y no lo mejor para el gobierno de Macri”.

Habló de “invitar a todo el Congreso a debatir como terminar con la persecución ideológica en el Estado”, y pidió “poner límites estableciendo un marco jurídico que defienda al trabajador del Estado, no gritando en la TV”.

Tras advertir que “viene un momento para Boudou donde va a tener que rendir cuentas ante la justicia”, señaló que “el problema es que tenemos un sistema legal de fondo que no combate a la corrupción”, y reclamó “tener presos por corrupción”. En ese sentido se quejó porque “tenemos un régimen penal que no combate a la corrupción”.

Admitió que “la democracia tiene una deuda con la sociedad en materia de transparencia”.

En otro pasaje sostuvo que el hecho de que Ricardo “Jaime no esté preso es una de las burlas más grandes del sistema argentino”, y puntualizó que “la corrupción cuando la analizas de fondo es la que termina matando gente”. Aseguró que “un policía corrupto encubre delincuentes que se cobran la vida de la gente”.

Sergio Massa agregó que “mientras que la Argentina no tenga inversiones tenemos q proteger el poder adquisitivo de la gente, al mercado interno”, y reclamó del Gobierno contestar “cómo va a defender el bolsillo de la gente”. En ese sentido sostuvo que “una oposición razonable es la que cuestiona y construye un camino al gobierno”.

Con relación al aumento de la luz, señaló que “un jujeño o un salteño que compra garrafa paga más que alguien que consume el doble en capital”, y destacó que el aumento que acaba de producirse “se debió hacer gradualmente, porque lastima nuestro más preciado valor que es la capacidad de consumo de la gente”. Así las cosas, se preguntó “cómo vamos a defender el bolsillo de la gente con estos aumentos. Eso hay que ponerse a dialogar”.

“La verdadera oposición es la que le marca los limites al gobierno oficial”, remarcó.

Con relación a los despidos en la administración pública, Massa dijo que “una cosa es el profesional dentro del Estado y otra es alguien que usa recursos del Estado para sostener militantes”. Dijo además que “el problema es que se transformó el Estado en una Unidad Básica de La Cámpora”.

Respecto de la detención de Milagro Sala, dijo que “en Jujuy funcionaba un Estado paralelo por la inoperancia del Estado que ellos mismos apoyaron. Cambió el gobierno y las cosas se empezaron a mover, pero 64 causas contra Milagro Sala prescribieron”.

“El Estado paralelo lo armaron por ineptitud del gobernador que ellos mismos ponían”, recordó, y aseguró que “Mmilagro Sala tomaba de rehén a los jujeños”.

Llamó a “romper con la lógica feudal en la Argentina si queremos una democracia moderna”, y dijo que “tenemos que construir instituciones fuertes, porque esa es la calidad democrática que necesitamos y merecemos”.

“Si Milagro Sala robó debe ir presa, pero hay que cortar ese Estado paralelo en Jujuy”, enfatizó, asegurando que “un liderazgo con rehenes es ficción”. A su juicio, “Milagro Sala es la cristalización del Estado débil”.