Image default

Masiva marcha en Mendoza en repudio a tres femicidios

Esta mañana, Ayelen Arroyo fue asesinada por su padre en un barrio humilde de Lujan de Cuyo. Es el tercer femicidio en la provincia en los últimos dos días. Hoy Mendoza marcha por #NiUnaMenos.

Conmocionados por los femicidios de tres jóvenes mujeres ocurridos en los últimos días, cientos de ciudadanos mendocinos marchan por las principales calles del centro de Mendoza para exigir justicia y pedir “Ni una menos”.

Además de cientos de mujeres y hombres, varios integrantes del gobierno de Mendoza participaron de la movilización. Inclusive incentivaron que la población se acerque a la marcha, suspendieron las clases en institutos de Educación y justificaron las ausencias.

TRES FEMICIDIOS EN CINCO DÍAS

Una sucesión femicidios golpeó a la sociedad mendocina en cinco días. Ayelén Arroyo habría sido asesinada por su padre, Janet Zapata recibió dos tiros y se investiga si el marido contrató a dos sicarios para matarla y Julieta González fue encontrada muerta al lado de la cárcel de Almafuerte, en Luján de Cuyo.

Pero las cifras de muertes de mujeres se incrementan si se toma desde enero. De acuerdo con el informe de femicidios del Observatorio Marisel Zambrano de La Casa del Encuentro, desde ese mes hasta ahora son 12 las mujeres asesinadas en la provincia cuyana. “Las cifras son mujeres. Y en el caso de Mendoza, impacta lo de esta semana y que hay dos femicidios de niñas”, afirmó a la agencia Telam Ada Rico, titular de esa ONG.

El informe que reveló quienes fueron víctimas de un hombre: Sonia Ruth Rez Masud, de 71 años; Natasha Prieto, de 13; Norma Noemí Ríos González, de 36; Daniela Ayelén Núñez, de 25; Rosa Edith Pérez, de 33; Mabel Melanie Trinidad Rodríguez, de 8; Patricia Débora Fernández, de 40; Norma Nora Pereyra, de 65, y Florencia Peralta, de 26. A este listado se suman las tres mujeres asesinadas esta semana.

LOS ÚLTIMOS CASOS

Janet Zapata, de 29 años, fue asesinada el 23 de septiembre, es decir, que la tuvieron cautiva dos días después de su desaparición. Su cuerpo de la chica apareció semienterrado y cubierto con cal. Fue su propio marido, Damián Minati, que quedó detenido, de quien se sospecha que fue quien pagó 15 mil pesos a un sicario para que la mate.

Un día después de que apareciera el cuerpo de Zapata, encontraron muerta a otra otra mujer. Julieta González, de 21 años, fue hallada por un maquinista que trabajaba a metros del penal de Almafuerte, al costado de la ruta nacional 7. Su cuerpo estaba atado de pies y de manos.

Ayelén Arroyo tenía 19 años y todas las sospechas señalan que su papá, de 54 años, fue el que la degolló en el baño de su casa. El hombre trató de escapar, pero fue detenido por la policía cerca de la escena del crimen. El cuerpo de la chica, además de las heridas cortantes, tenía varios traumatismos en la cara y en la boca.