Image default

Martín Consentino manejará el organismo que administra los inmuebles del Estado

La Agencia de Bienes del Estado (AABE) pasará a cargo de Martín Consentino, ex vice jefe de gabinete de Daniel Scioli y actual hombre del intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares.

El sitial es sumamente codiciado y despertó una fuerte interna entre jefes del conurbano para ver quien se lo quedaba. Ganó Cascallares quien rechazó hace poco ser el dos de Obras Públicas y finalmente se quedará en su distrito.

Tiene un caja apreciable de recursos y una gran poder de lobby con sectores inmobiliarios ambiciosos de quedar con terrenos apreciables del Estado para su explotación.

El Macrismo hizo un uso muy polémico de los mismos. El ex presidente firmó un decreto de permiso de avance de subasta de bienes sospechados de corrupción k, lo que generó una gran controversia jurídica.

La AABE también tiene e cargo la venta de los bienes recuperados en causas de corrupción. Aunque Macri intentó apurar ese proceso, los tiempos electorales y el recambio de gobierno conspiraron con ese proceso. Todos los remates quedaron pendientes. Solo en la causa de Daniel Muñoz hay más de 30 bienes decomisados.

Cosentino fue el dos de jefatura de gabinete en la gestión Scioli y es de extrema confianza de Alberto Pérez, el hombre que compraba cuadros muy cotizados. Actualmente, pertenece a la esfera de influencia del intendente Cascallares, uno de los más valorados por la administración central de Balcarce 50.

Cosentino fue creador de la agrupación la DOS (siglas de Daniel Osvaldo Scioli), una fiebre repentina que se le fue curando al nivel del desgaste político del actual embajador en Brasil. Además es adversario de Jorge Macri, como dirigente peronista en Vicente López.

El nombramiento se haría publicó en las próximas horas. Los intendentes de Conurbano están al tanto de las negociaciones. Especialmente Cascallares e Insaurralde, que también tiene llegada al futuro funcionario. Desde esa caja política y de amplio manejo político se le dará juego a los Barones.

Fuente: Expediente Politico