Image default

Mariano Arcioni y el problema de no entender de política

El flamante vicegobernador Mariano Arcioni, sufrió eso que le pasa a todo novato en la política, tuvo su primera “zancadilla” y como se dice en el ambiente, “se comió una tremenda operación” por parte de las huestes kirchneristas. Enojo en el bloque de Chubut Somos Todos por ciertos “favores” del vicegobernador hacia el FpV.

Las relaciones de Arcioni con el Frente para la Victoria no eras las mejores, pero fuentes aseguran que esto esta cambiando, el vicegobernador quiere más protagonismo político y mediático, los viejos lobos de mar del kirchnerismo chubutense se percataron de las ansias del benjamín de la política local y vaya a saber conque fundamentos Arcioni empezó a imaginarse un escenario político nuevo, entablando una relación con el bloque del FpV sin consensuarla con sus pares del bloque das nevista.

Este cambio en las relaciones institucionales provocó enojos en el bloque Chubut Somos Todos, que esperaba una postura más firme de Arcioni frente a las embestidas de la oposición.

Fuentes legislativas dejaron trascender que el vicegobernador ya habría dado de baja las resoluciones por las cuales se suspendían los ingresos de ex funcionarios del gobierno de Martín Buzzi. Al parecer, la medida surgió producto de un acuerdo que “trasciende lo institucional” y salpicaría las negociaciones políticas. A cambio, el bloque PJ-FPV se habría comprometido a refrendar en la Cámara los nombramientos de los asesores de Arcioni, lo que aumentó el enojo de los diputados de Chubut Somos Todos.

Llamativamente, Arcioni también habría accedido a conseguirle vivienda y darle vehículos a los secretarios “Bulín” Fernández y “Magú” Alberti, y estarían reformando la casa oficial del presidente del bloque Javier Touriñán, quien todavía permanece alojado en un hotel, todo esto con la promesa de que no se haría público, pero eso no duró mucho.