Image default

Margarita Barrientos: “Yo sí puedo contar lo que es el hambre porque lo he vivido”

Entrevistada por Alejandro Fantino, la fundadora de Los Piletones relató su experiencia. La pregunta de Fantino fue directa: ¿cómo explicarle qué es el hambre a quien nunca lo sintió? Y la respuesta que recibió de su entrevistada, Margarita Barrientos, conmovió y varias veces se quebró.

“Es muy triste tener hambre porque te invade la soledad, la tristeza. A veces tenés hambre de un abrazo, de un beso, de una caricia… Yo lo he vivido”, comenzó. Y luego pasó a describir qué siente en el cuerpo quien no tiene nada para comer. “Un médico, un periodista no me puede hablar de hambre porque nunca lo vivió, pero yo sí le puedo contar lo que es el hambre porque yo lo he vivido. Es un dolor en el estomago, que es como que te están comiendo y te duele tanto… y sabes que no vas a tener por más que te duela el estómago”, detalló.

Barrientos se remontó a su infancia. “Y no es solamente eso. Es la soledad –insistió–. Nosotros estábamos solos en el monte con mi hermano y mi otra hermanita, abandonados en el campo. Martincito me sabía decir ‘Magui, mañana vamos a salir a y a cazar iguanas’. ‘Vos salí, cazá y traé, y yo voy a cocinar’”.

La dirigente social remarcó que “es muy triste saber que un chico se muere de hambre y nadie hace nada” y se lamentó de que “los chicos no tienen un lugar a dónde ir a comer. No le puedo ir a pedir a mi vecina un poquito de harina o azúcar para endulzar el mate cocido para mi hijo porque el otro tampoco tiene”.

Puesta a analizar sobre por qué la sociedad se vuelve insensible al drama del hambre, Barrientos afirmó que “pensamos en qué le vamos a dejar a nuestros hijos y nos olvidamos del prójimo. Es razonable, porque un padre le está formando el futuro a él, no puede sacarle a él para darle a otro”. Y señaló que ella crió 10 hijos y que a todos les enseñó “que tenían que estudiar y trabajar” y que supieran “valorar la vida”. “El comedor no era para ellos, era para la gente que lo necesita, ellos que vivan de su trabajo. El trabajo te da todo: salud, educación, comida, bienestar, libertad”.

Y respondió a las preguntas de Fantino sobre cómo estas situaciones interpelan su fe: “Te voy a contar algo que me pasó a mí, a mi hijo Oscar, tenía dos añitos cuando falleció en un accidente, hoy lo recuerdo y siento que me pasó recién. Le pedí a Dios que me lo salve. Me enojé con Dios un poquito, yo tengo mi santuario. Me enojé y le reproché mucho pero nunca los saqué a los santitos de su lugar. Después mi hija Pamela se enfermó de cáncer y tuvo 5 operaciones muy difíciles, Diosito estaba ahí. La fe viene con uno, nosotros nos criamos con mi madre. Ya vivíamos con Dios, ella nos hablaba de Dios constantemente”.

Barrientos también habló de otros temas más políticos, como su fallido encuentro con el Papa Francisco. “En el último programa en el que estuve yo dije que no quería que le faltaran el respeto al Papa porque no era bueno, yo solo dije que no me recibió, tal vez no ha sabido que yo estaba ahí, es un ser humano. Esta vez no he ido a verlo porque aquella vez fui con mucha ilusión y me olvidé del miedo de subir al avión, esta vez no tengo esa ilusión pero respeto mucho al Papa, lo quiero mucho. En el comedor está una foto de él desde el primer día en que fue elegido y ahí va a estar por siempre. El Papa no me invitó a mí, me invitó una fundación y me dijo que se hacía cargo de mi pasaje, la estadía, que el Papa bendecía los proyectos”, aseguró.

Además, se refirió a su apoyo al presidente y a las decisiones de Mauricio Macri en política económica: “Soy una persona que me gusta mirar y criticar, yo apoyé mucho a Mauricio en toda su campaña y me gusta decir lo que pienso, creo que hace las cosas bien, el aumento no está bien porque lo vivimos todos, nos ha afectado a todos, hay mucha gente necesitada, hay más necesidad, más hambre”.

Mirá el video: