Image default

Marcos Peña retó los radicales

Marcos Peña, Rogelio Frigerio y Ricardo Buryaile se reunieron con dirigentes de la UCR en Luján, allí, el Jefe de Gabinete, les dijo “No les queremos poner un bozal pero les pedimos que nos peguen un llamado antes de hablar con la prensa”.

La tensión creciente entre el radicalismo y el gobierno de Mauricio Macri, subió hoy un peldaño durante el “retiro” que legisladores y dirigentes de la UCR realzaron en Luján. La tensión escaló durante la reunión que mantuvieron con el jefe de Gabinete, marcos Peña, a quien hacen responsable de su desplazamiento del círculo de decisiones del gobierno.

En la reunión, los legisladores radicales levantaron el pedido de Lilita Carrió por la reincorporación de Graciela Bevacqua como directora técnica del Indec y lograron incomodar a Peña.

En relación a esto, Peña les dijo: “No les queremos poner un bozal pero les pedimos que nos peguen un llamado antes de hablar con la prensa”.

El pedido enardeció a los diputados y senadores radicales, que no podían creer lo que escuchaban, por su similitud con la obsesión por controlar lo que decían los funcionarios que ejerció el kirchnerismo. Inmune a las caras largas, Peña también dedicó unos minutos a “explicarles” cómo relacionarse con la gente, con el poder.

En ese momento intervino el senador formoseño Luis Naidenoff y le contestó: “Blanqueen la herencia. Expliquen mejor las cosas para adentro”.