Image default

Marcelo Ramal: “El republicanismo se termina donde empieza el rescate de los capitalistas que ‘vaciaron’ el país”

El diputado porteño del Frente de Izquierda, Marcelo Ramal, se expresó, en una charla exclusiva, acerca de las medidas adoptadas por el macrismo. Asegura que la CGT le dio una “tregua indefinida” al gobierno. Explico la propuesta para reducir la jornada laboral de los enfermeros.

-Durante el 2016 se reactivaron con fuerza los reclamos de los trabajadores ¿a que se debe?

-En 2016, el clasismo y el movimiento obrero combativo tuvo en sus manos la tarea de levantar una agenda de lucha centrada en el rechazo a los despidos, las paritarias a la baja y el impuesto al salario, como ya había ocurrido en los últimos años del gobierno kirchnerista. Del mismo modo, esa política se opuso a la tregua indefinida que la CGT y su triunvirato le otorgaron al gobierno macrista. Hoy, a esa agenda, se suma la batalla contra la reforma laboral que tuvo su puntapié inicial entre los petroleros neuquinos, y que constituye el eje del conflicto con los gráficos de AGR Clarín. En efecto: el grupo Clarín cerró este taller de 380 obreros cuando rebosa de trabajo. Su propósito es reemplazar a trabajadores con convenio y antigüedad por otros precarizados.

-¿Por qué considerás que las discusiones sobre la deportación de inmigrantes y la edad de imputabilidad son cortinas de humo? ¿que posiciones tienen respecto a esos dos temas?

–Un gobierno que está sumido en un claro empantamiento económico, y que en el plano de la seguridad asiste a una guerra de servicios intestina, ha resuelto levantar polvareda con medidas francamente reaccionarias, como la imputabilidad de menores y la persecución a inmigrantes. En este último caso, las medidas de supuesto control de antecedentes y rápida expulsión de extranjeros, que el gobierno quiere imponer por decreto, reforzarán el poder de extorsión de fuerzas de represión que, a su turno, están claramente entrelazadas con el crimen organizado. Así las cosas, lo que tendremos ahora es la “compra venta” legajos migratorios, y la  sumisión de muchos extranjeros a la condición de rehenes de las fuerzas policiales o migratorias. Una verdadera lucha contra el narcotráfico exige una política de ataque a los intereses capitalistas que lucran con la droga, y que se insertan en las finanzas, en el negocio del juego (un clásico canal del narcolavado) y en el propio Estado. Atacar este flagelo por su eslabón más débil es, sencillamente, una protección disimulada de sus grandes mentores y beneficiarios.

-El macrismo llegó al gobierno enarbolando una bandera de ética y lucha contra la corrupción ¿qué pensás al respecto?

–El republicanismo se termina donde empieza el rescate de los capitalistas, por caso, el blanqueo en favor de quienes fugaron entre 300.000 y 400.000 millones de dólares del país. Es verdaderamente obsceno escuchar la escalada xenófoba o de criminalización de los jóvenes, por parte de quienes han resuelto un “indulto” en favor de la clase social que vació al país, y que hoy legaliza sus patrimonios en el exterior sin siquiera tener que repatriarlos.

-Contanos sobre tu proyecto para reducir la jornada laboral de los enfermeros

–Hemos desenvuelto una intensa campaña en los hospitales de la Ciudad de Buenos Aires en favor de nuestro proyecto relacionado con el régimen laboral de las enfermeras, para que se les reconozca su carácter insalubre (con seis horas de jornada y jubilación a los 55 años), un salario que cubra la canasta familiar (y ponga fin al sobretrabajo) y, por consiguiente, un importante plan de incorporación de nuevos enfermeros al hospital público. Resultado de esta movilización, a fines de 2016 iniciamos el debate del proyecto en la Comisión de Salud de la Legislatura y con la propia Ministra del área. Queremos que en 2017 se sancione el proyecto, y ya estamos trabajando desde ahora para que así sea.