Image default

Marcela Durrieu: “Necesitamos una Justicia con mirada de género”

Mujeres del Frente Renovador, con la ex diputada Marcela Durrieu, a la cabeza, llevaron a la Comisión de Acuerdos su impugnación a los dos jueces propuestos por el Poder Ejecutivo, reclamando que el sexo femenino tenga más espacio en el Tribunal Supremo.

La actual conceja por San Isidro Marcela Durrieu, la diputada nacional Carla Pitiot y la senadora provincial bonaerense por Tigre Micaela Ferraro, estuvieron presentes en la Comisión de Acuerdos de la Cámara de Senadores con el objetivo de presentar formalmente una impugnación a la designación de los jueces Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti para ocupar los cargos que se encuentran vacantes en la Corte Suprema de Justicia.

La concejal Marcela Durrieu manifestó que “los senadores estuvieron de acuerdo en que tiene que haber más mujeres en la Corte; está claro que necesitamos una justicia con mirada de género si queremos avanzar hacia una sociedad con igualdad real”.

Las dirigentes mantuvieron conversaciones con Adolfo Rodríguez Saá, vicepresidente de la comisión, y con otros de sus integrantes, como el santafesino Omar Perotti y el formoseño Luis Naidenoff.

Al respecto, la senadora provincial Micaela Ferraro expresó: “Quisimos reunirnos con miembros de la comisión, que llamativamente cuenta con una sola mujer entre sus 17 miembros, para que los funcionarios que la conforman estén al tanto de cuál es nuestro reclamo, en qué nos basamos para fundamentar la impugnación y cuáles son las normas que no se están cumpliendo, que asegurarían una mayor representación de las mujeres en la justicia”.

Por su parte, la diputada nacional Carla Pitiot afirmó que “lo que hacemos con el planteo de paridad en la composición de la Corte es simplemente poner en la agenda la necesidad de promover el acceso de las mujeres a las instancias de poder de decisión. Responde a un imperativo justo y razonable. No es un capricho sino que pretende inaugurar la real discusión sobre la reorganización de todo el poder judicial y en los demás estamentos del Estado, promoviendo y aumentando su participación en la sociedad para el logro de condiciones justas, equitativas y pares”.