Image default

Maradona cruzó a Infantino: “Seguimos en la mierda”

“No me digas que Infantino no sabía lo que hacían Grondona, Blatter y Platini”, afirmó el astro.

En Suiza volvió a definirse el poder. Gianni Infantino es el nuevo presidente de la FIFA. El suizo nacionalizado italiano se convirtió en el sucesor de Joseph Blatter, ya que obtuvo 115 votos contra los 88 del jeque de Bahrein, Salman Bin Ebrahim Al-Khalifa. Todo se definió en la segunda vuelta, ya que anteriormente ninguno de los cuatro candidatos logró los dos tercios de los votos (el sudafricano Tokyo Sexwale finalmente no se presentó). Toda esta movida que se dio en Zurich pegó fuerte en el mapa político mundial del fútbol. Diego Armando Maradona fue lapidario. “Se votó mal y vamos a seguir en la mierda. Yo voy a comprometerme pero no con esta basura de Infantino. No soy ladrón. No me digas que Infantino no sabía lo que hacían Grondona, Blatter y Platini”.

Infantino era el candidato de la UEFA, en lugar del suspendido Michel Platini (supuestamente recibió un pago desleal de Blatter), y será el sucesor del suizo nueve meses después de que éste fuera reelegido en medio de un escándalo de corrupción que envuelve al organismo que comandó durante 18 años y que investiga el FBI. De hecho, ya hay presos nueve funcionarios de la FIFA y cinco empresarios relacionados con el fútbol.

Infantino era el secretario de la UEFA y tenía que saber lo que hacían Grondona, Blatter y Platini, pero debería tener cuidado, Estados Unidos no cerró la causa, afirma Maradona.

Por eso Diego no se calla nada: “Si este hombre era el secretario de la UEFA (federación europea) tiene que saber todo lo que hacían sus jefes. Ahora les digo que tengan cuidado, porque Estados Unidos todavía no cerró la causa”.

De las 209 federaciones del mundo, votaron sólo 207, ya que Kuwait e Indonesia están suspendidas por cuestiones políticas. Así, el primer recuento había dejado a Infantino con 88 votos, a Salman con 85, al príncipe jordano Ali bin al Hussein con 27 y el francés Jerome Champagne había conseguido apenas 7. Diego había hablado con CNN antes de los comicios y también había disparado con todo: “Quiero un presidente que no busqué hacerse millonario a través de los sponsors, de la pelota y de los mundiales. Los que no van a tener mi apoyo son los que ya estuvieron, por corruptos. Y hoy tienen la cara dura de salir en TV y presentarse. Porque aparte de ser un traidor, Infantino está recibiendo órdenes de Platini, que era su jefe, y de Blatter”.

El nuevo presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El nuevo presidente, cara visible en los sorteos de los últimos años de la Champions League, tendrá un mandato de tres años y eso hará que se aleje el camerunés Issa Hayatou, quien ocupó interinamente el lugar de Blatter. Y Maradona no quiere saber nada: “Las elecciones se deberían haber cancelado. Infantino no debe ni conocer los equipos que hay en en la Concacaf (federación de América del Norte y Caribe) y Conmbebol (federación de América del Sur). Y éstos lo van a apoyar (de hecho AFA votó por el ganador). ¿Estamos todos locos? Cuidado porque el que traiciona una vez traiciona dos veces. Este es un traidor del jefe. Es un maleducado a la pelota. Yo jugué cuatro Mundiales, me siento parte de la FIFA. No se puede dejar que venga uno que no sabe cuántos gajos tiene una pelota. Que no jugó nunca, ayer le tiraron una pelota y la agarró con la mano, con los pies no sabe nada”.

Y el Diez cerró: “Si ganó éste quiere decir que el árbol sigue teniendo demasiadas manzanas podridas. La FIFA es una máquina de generar dinero y se puede volver loquito cualquiera. Estamos cansados de que nos roben. Cansados de llevar a Platini, que era derecho, por el camino equivocado. Mucho cuidado porque Estados Unidos les va a caer de nuevo, ahora que sabe que ganó éste. Infantino no conoce a nadie de la Concacaf y de la Conmebol pero este proyecto para robar y tener testaferros sigue siendo del que se murió, de Julio Humberto Grondona. Si no hubiese finado ése, quizás Blatter hoy no tendría problemas. Pero él se murió y lo dejó a Blatter con el problema”.

1