Image default

Macri tiene más de 60% de imagen negativa a nivel nacional

Como consecuencia de la crisis cambiaria se deterioraron fuertemente el humor social y las expectativas económicas a futuro de los argentinos.

El relevamiento de Analía Del Franco Consultores revela que durante septiembre, el 62% de los argentinos encontró en la situación económica la principal preocupación, dato que se acentúa entre los segmentos sub-45 y en los niveles socioeconómicos medios y altos.

Además, un 57% opinó que esta situación empeorará en el corto y mediano plazo. Sin dudas este indicador va de la mano con el dato de que el 73% de los encuestados cree que la inflación se va a mantener con la tendencia actual, mientras solo un 11% cree que va a bajar.

Esta mala percepción sobre la situación económica actual y a futuro impactó en la evaluación política del gobierno y del presidente Mauricio Macri. El primer mandatario obtuvo una evaluación negativa del 62% de los argentinos, mientras que solo un 36% opinó de manera positiva, lo que deja una imagen neta negativa de 26 puntos.

Aún peor es la evaluación de la gestión de gobierno: dos de cada tres argentinos dieron una respuesta negativa y solo un 33% lo hicieron de manera positiva, lo que deja un saldo de evaluación neta negativa de más de 33 puntos.

También sintió el impacto de la crisis la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, dirigente que ostentaba los mejores registros de imagen del oficialismo. Hoy, la mandataria provincial es rechazada por la mitad de los argentinos, aunque mantiene un 42% de imagen positiva.

Respecto de los dirigentes de la oposición, la expresidenta Cristina Kirchner mantiene altos niveles de desaprobación (56%), pero también mantiene un núcleo duro de adherentes cercano al 40% de los argentinos. La imagen neta de la actual senadora es de 15 puntos negativos.

Escenarios electorales

Sin dudas uno de los datos más preocupantes para el oficialismo es que si las elecciones fueran hoy el presidente Mauricio Macri mantendría el 75% de sus votantes de 2015. Mientras que la exmandataria Cristina Kirchner cosecharía fidelidad de casi el 95% de los votantes de Daniel Scioli en 2015.

Planteados estos datos, los hipotéticos escenarios electorales muestran que la expresidenta lidera una primera vuelta con el 29,5% de los votos frente a un 28,2% de Mauricio Macri. CFK pierde casi ocho puntos respecto del relevamiento de mayo, sin embargo dicha pérdida no la capitaliza ningún otro candidato ya que el presidente se mantiene sin recuperación en los mismos valores de mayo.

Muy por detrás aparecen Sergio Massa (11,2%) y Juan Manuel Urtubey (5,1%), sin embargo la división del peronismo en al menos dos ofertas diferenciadas parecen mantener en carrera al oficialismo.

En un hipotético ballotage también lidera la exmandataria con el 43,5% de los votos, por lo que se induce que los votantes de Nicolás del Caño, aproximadamente la mitad de los votantes de Massa y los de Urtubey migrarían hacia CFK en una segunda vuelta contra Macri.

Mauricio Macri proyecta casi 37% en dicho ballotage contra CFK, obteniendo algunos votos de sectores del peronismo federal enfrentados a la exmandataria y aprovechando la polarización entre los indecisos de primera vuelta.

Fuente: EPD