Image default

Macri auxilia a Vidal con 10.000 millones de la ANSES

En momentos donde se habla de la debilidad de la ANSES para hacer frente a los distintos pagos sociales, se conoció que la gobernadora de Buenos Aires recibirá una exorbitante cifra.

El pasado jueves el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses le giró a la provincia de Buenos Aires $10.085,4 millones a una tasa de interés del 12% anual en pesos a devolver en cuatro años. Se trata del último tramo del préstamo complementario al acuerdo de 2016 entre la Nación y las provincias por la devolución del 15% de la coparticipación. Los intereses acordados se pagarán en dos cuotas anuales, la primera de mitad de año y la otra antes de terminado diciembre.

Se trata de los fondos con los que María Eugenia Vidal deberá hacer frente a la cantidad de responsabilidades fiscales que Dujovne le trasfirió a la provincia, que incluye los subsidios de transporte, la tarifa social eléctrica entre otras, en la negociación por el Presupuesto del 2019 que tuvo a la provincia como uno de los distritos más afectados por el ajuste que diseño Hacienda en consulta con el FMI.

Durante la negociación del presupuesto, los ministros de Hacienda bonaerense y nacional tuvieron una fuerte pulseada por el fondeo. El traspaso de las responsabilidades fiscales sin fondos hacía retroceder varios casilleros a la provincia de Buenos Aires que había comenzado el año con las cuentas provinciales en orden y ahora veía que volvía a quedar atrapada en su déficit estructural, ya que la provincia debía absorber los subisidios al transporte público y a la tarifa social eléctrica.

Por esta transferencia de responsabilidades fiscales, la provincia tendría que enfrentar una parte sustancial del ajuste. Para cerrar la pulseada, Dujovne le había prometido a Vidal que los fondos llegarían por afuera de lo acordado en el presupuesto y esta semana llegó el primer giro.

El giro además se concreta cuando la posibilidad de que Vidal desdoble las elecciones bonaerenses y le cause así un perjuicio político central a Macri, entra en etapa de definiciones.

Fuentes del gobierno nacional intentaron quitarle toda connotación política al giro de fondos. En diálogo con LPo explicaro que  la trasnferencia fue a la totalidad de las provincias -exceptuando Córdoba, San Luis y Santa Fe- por el equivalente al último 3% remanente de la baja gradual desde el 15% que se les retenía de la coparticipación para girárselos a la Anses. Lo llamativo es el monto, porque supera ampliamente los de otros distritos. Le siguen la Ciudad de Buenos Aires con $2.734 millones y Entre Ríos con $2.242 millones. “Sigue el criterio de distribución de la coparticipación de cada provincia”, aclararon fuentes oficiales.

Según pudo saber LPO, la tasa del 12% fue fijada en 2016 con un escenario de baja de tasas de interés según la visión del Gobierno. Actualmente, frente a tasas de interés de más del 60% en pesos resulta una ganga. Por eso desde el FGS aclaran que es el Tesoro y no ellos los que enfrentan ese rendimiento negativo en términos reales. De hecho, cuando Vidal les colocó tres bonos en dólares el mes pasado por el equivalente a unos $28.400 millones, le cobraron tasas de interés del 9,5% al 9,875% nominal anual en dólares dependiendo de su vencían a 13, 18 o 26 meses.