Image default

Macri asumió como presidente y prometió ir contra la corrupción

En su discurso en el Congreso, se diferenció del kirchnerismo. Prometió desterrar la “pobreza inaceptable” y “combatir el narcotráfico como ningún gobierno lo hizo”. Apuntó contra la corrupción y llamó a formar una justicia independiente.

Mauricio Macri prestó juramento ante la Asamblea Legislativa reunida en el Congreso y brinda su primer mensaje como nuevo presidente de la Nación. El mandatario abre un nuevo ciclo político en la Argentina tras doce años de kirchnerismo.

Durante su discurso, el nuevo presidente llamó a la unidad nacional, defendió la independencia del Poder Judicial -afirmó que “los jueces no pueden ser militantes”- y prometió que su gobierno combatirá la corrupción. “La política no es una competencia entre dirigentes para ver quien tiene el ego más grande, es el trabajo dirigentes modernos que trabajan para servir a los demás”, afirmó.

“Quiero pedirles que nuestro lugar de encuentro sea la verdad. La política no es un escenario para mentir a la gente con datos falsos, hay que reconocer los problemas para que juntos encontremos las mejores soluciones”, sostuvo.

Ante la Asamblea Legislativa, el nuevo jefe del Estado ratificó que las tres ideas centrales de su gestión serán “pobreza cero, derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos” al tiempo que prometió “un país unido en la diversidad”.

“El país tiene sectores que piensan de diferentes maneras pero no está dividido, ya pasaron las elecciones, y ahora todos debemos unirnos para crecer y mejorar”, dijo.

Macri, además, prometió hoy “trabajar incansablemente” para que dentro de cuatro años “todos los argentinos, especialmente aquellos que más nos necesitan, estén viviendo mejor”.

“Hoy se está cumpliendo un sueño; esto que parecía tan difícil se hizo realidad: más que nunca tenemos que ser optimistas respecto de nuestra esperanza y nuestro futuro”, expresó.

Por otra parte, Macri hizo alusión a la necesidad de abandonar los personalismos y se mostró abierto al diálogo con todos los partidos políticos. Habló de las “distintas formas de ver la realidad” y llamó al aporte “de todos, los que se sienten de derecha, y de izquierda, peronistas y antiperonistas”. “Esa diversidad nos enriquece y nos hace mejores”, aseguró.

Luego, destacó que los argentinos votaron “cansados de la prepotencia y el enfrentamiento inútil”, y que el país “no está dividido”, porque todos votaron “lo que ellos quisieron, en libertad” y agregó: “Llegó el momento en que todos debemos unirnos para crecer y mejorar”.