Image default

Los riesgos de una economía que no encuentra piso

Los números de abril muestran un horizonte difícil para la Argentina en el medio del debate por la reestructuración de la deuda y la suba de los contagios del coronavirus.

Hola, ¿cómo estás? Espero que bien. Julio será un mes de muchas definiciones, acordate lo que te digo. Así que pongámonos en marcha antes que arranque y esta entrega nos quede vieja.

El acuerdo lo trae el general Alais

Entre miércoles y jueves Argentina dará a conocer públicamente la nueva propuesta de pago que, como se esperaba, estará por encima de los 50 centavos por dólar y #OffTheRecord puede dar una certeza: es la definitiva, no habrá otra. Dos también: habrá una mejora marginal. Esto será el adelantamiento de fechas de pago de los bonos que no generaría un estrés en la capacidad de repago, pero sí es una mejora para los bonistas porque, como dice un muy reputado economista, “cobrar antes tiene más valor que después, por definición”.

Sin embargo, en el Gobierno son cautelosos por las diferencias que surgieron en los últimos días. “No necesariamente vamos a contar con el acompañamiento de todo el mundo”, le dijo a #OffTheRecord una fuente con acceso a la negociación. Las diferencias son conocidas: aspectos legales vinculados a las cláusulas de acción colectiva. El resultado no es menor; la economía se desplomó un 26,4% en abril, una caída superior a la de diciembre de 2001 y enero de 2002. La profundidad y velocidad del deterioro laboral y del tejido empresarial va a repercutir en una suba pronunciada de la pobreza y la indigencia y una erosión muy marcada de la recaudación.