Image default

Los Jaguares le ganaron al subcampeón en un gran partido

Jaguares recuperó la sonrisa. La franquicia argentina mostró su mejor cara, venció al subcampeón Lions por 49 a 35 y consiguió su segunda victoria en la temporada del Super Rugby.

Si los tres primeros partidos habían dejado una profunda preocupación y, además, una enorme sensación de frustración porque el nuevo ciclo comenzó a los golpes (en contra); si la victoria frente a Waratahs había levantado el optimismo ya que se vieron destellos de la intensidad y del estilo de juego que propone el nuevo staff; y si la derrota contra Reds había sido un nuevo paso atrás en el que se repitieron errores simples, de destrezas básicas como el manejo de la pelota… la de ayer en Vélez debe ser considerada la mejor actuación de Jaguares en ésta, su tercera experiencia en el Super Rugby.

Fue un muy buen partido el de la franquicia argentina que terminó imponiéndose por 49 a 35 ante Lions, el subcampeón del torneo cuyo entrenador Swys de Bruin deberá pensar dos veces cuando intente volver a decidir poner a jugadores titulares en el banco de suplentes y recién mandarlos a la cancha en el segundo tiempo y con el resultado casi definido.

Está claro que para que Jaguares ganara como ganó, debió funcionar la columna vertebral del equipo, tuvo que sobrar la actitud durante los 80 minutos y, además, contó con una buena dosis de suerte en un par de chances que terminaron en el ingoal del conjunto sudafricano.

Jaguares vs. Lions. (Guillermo Rodríguez Adamia)

Jaguares vs. Lions. (Guillermo Rodríguez Adamia)

Aún con falencias en las formaciones fijas (se cedieron muchos penales ante el scrum de Lions que es de los mejores del torneo), los forwards de Jaguares aparecieron a full con su fortaleza y su dinámica para controlar en buena parte del encuentro al pack adversario. Así los delanteros permitieron muchas recuperaciones de la pelota y un par de esas pescas finalizaron en try.

El primer tiempo de Jaguares resultó absolutamente positivo. Quizá lo más rescatable fue no empecinarse en ir y repetirse con el juego corto, con el pick and go o por el canal 1 (esto es, bien pegado a las formaciones), sin levantar la cabeza. Al contrario: se intentó alejar la pelota del punto de contacto luego de, a lo sumo, cuatro puntadas como máximo de los forwards. Y el plan resultó. Tanto que el equipo, que terminó venciendo por una diferencia de 11 puntos, sacó una de nueve tras esos primeros 40 minutos.

Ya en el complemento se cumplieron otros objetivos como tener una buena reorganización defensiva, apostar por el manejo de los backs, mantener la intensidad de los delanteros en el juego suelto (rucks y contacto) y llegar antes a la pelota para permitir tackles positivos -fue excelente lo de Tetaz Chaparro, Kremer, Matera (la figura de la cancha), Ezcurra y Creevy en ese rubro- que permitieron hacer más lento el juego para mejorar aún más ese sistema defensivo.

Jaguares vs. Lions. (Guillermo Rodríguez Adamia)

Jaguares vs. Lions. (Guillermo Rodríguez Adamia)

Por supuesto que no todo fue perfecto. Además del scrum flojo hubo pasajes en los que Jaguares entregó penales (fueron 12 en total) tontos o se tomaron malas decisiones para salir del campo propio. También la defensa del maul dio ventajas aunque, se sabe, cualquier equipo sudafricano es especialista en esa formación móvil. Hubo cinco tries de Lions, por otro lado, en lo que debe ser un llamado serio de atención…

En definitiva, Jaguares ganó y el equipo tendrá ahora dos semanas para entrenarse con una mayor tranquilidad de cara al choque con Crusaders previsto para el 7 de abril otra vez en el José Amalfitani. El rival no será uno más: el equipo neocelandés, además de tener a varias figuras de los All Blacks en su plantel (Codie Taylor, Scott Barrett, David Havili, Ryan Crotty, Sam Whitelock) es el campeón del torneo y lidera en su zona. Será clave el análisis de lo que pasó ante Lions para sacar las mejores conclusiones, algo que hará Ledesma y su staff en los próximos días.

Jaguares cuenta con argumentos como para derrotar a Crusaders. Pero para hacerlo deberá mejorar aún más lo producido frente a Lions. De otro modo la misión será un imposible.