Image default

Los increíbles pedidos de Buzzi para “embarrar la cancha”

Apremiado por su situación, el ex gobernador Martín Buzzi solicitó, para su defensa, más de mil testigos, además hace algunos pedidos extravagantes y que nada tienen que ver con lo que se investiga.

En la causa que investiga la entrega de un crédito en tiempo record a Omar “Cura” Segundo a través de Corfo, en la causa caratulada “Bloque de Diputados Modelo Chubut s/ denuncia Alpesca, legajo de investigación 8133, Martín Buzzi realizó una presentación, en la que no solo pide más de mil testigos, sino que además hace algunos pedidos que difícilmente se encuadren dentro de la figura delictual que se investiga.

Primero es re apuntar la causa, la defensa quiere justificar la decisión de otorgar el crédito debido a la crisis social que se vivía en la ciudad producto de lo que ocurría con Alpesca, y para dar marco a dicha defensa, se pide semejante cantidad de testigos, entre los que se cuentan a los empleados de Alpesca, que eran más de mil en ese entonces, y además a funcionarios del Banco del Chubut, a responsables de empresas, directivos de la Administración Portuaria anterior, concejales y otros actores de la sociedad.

Por otro lado, Buzzi y su defensor, solicitan se dicte el sobreseimiento del ex gobernador en esta causa, “venimos a objetar la acusación formulada por los Sres. Fiscales Dres. Daniel Báez y Silvia Pereira, así como a las presentaciones efectuadas por el Sr. Fiscal de Estado Dr. Diego Martínez Zapata y la acusación particular suscripta por los Dres. Pablo Raúl Aguilera y José Oroquieta, e instar el sobreseimiento del Dr. Martín Buzzi” mencionan.

Entre los testigos que solicita comparezcan a declarar en su favor, pide se cite a un quinto testigo, pero con un error de género, ya que menciona “Adriana Peroy, integrante del Consejo (SIC) Deliberante de Puerto Madryn”, escribiendo equivocadamente la palabra Concejo con s; y a la vez hablando de Adriana Peroy, cuando en realidad deberían referirse al entonces Concejal Adrián Peroy, quien integraba el bloque del FpV. No son los únicos errores “de tipeo” en que se incurre, ya que en otro tramo del escrito se habla de la empresa “Varilari”, cuando en realidad debe tratarse de Barillari.