Image default

Los “decretazos” de Macri pasaron su primera prueba en el Congreso

El apoyo del massismo y de Rodríguez Saá fue clave en la votación de la bicameral. Seis de los 11 decretos firmados por el Presidente ya quedaron en condiciones de ser tratados por las cámaras.

En una dura reunión en la que los legisladores de Cambiemos se tiraron con munición gruesa con sus pares del FpV, el oficialismo logró esta tarde dar dictamen de mayoría a seis de los once decretos de necesidad y urgencia firmados por Mauricio Macri en sus primeras semanas de gestión.

Para lograr el dictamen de mayoría, el oficialismo contó con el valioso apoyo de un diputado massista y de un senador del interbloque del Peronismo Federal. Ahora, esos dictámenes quedaron habilitados para ser tratados en las dos cámaras del Congreso. Con la aprobación de una sola de ellas quedarían ratificados, según la ley que en su momento había impuesto el kirchnerismo.

Sólo uno de los seis DNU aprobados en la Bicameral de Trámite Legislativo, que se puso en marcha esta tarde y que en el inicio eligió presidente al radical Luis Naidenoff- obtuvo dictamen unánime: el de la prórroga del impuesto a los combustibles biodiesel.

En los cinco restantes (dos de reforma a la Ley de Ministerios, una modificación en la Ley de Presupuesto, la postergación del nuevo Código Procesal Penal y la transferencia de las escuchas judiciales a la Corte Suprema) el FpV firmó despachos en minoría. El de la mayoría fue firmado por los legisladores del oficialismo, el massista Raúl Pérez y el puntano Adolfo Rodríguez Saá.

Esos cinco dictámenes obtuvieron paridad de firmas. Pero como también fueron acompañados por el presidente de la bicameral, que tiene voto de desempate, desde el punto de vista reglamentario se los considera dictamen de mayoría.