En tanto, Martín Lousteau fue el embajador nacional en Estados Unidos en 2016 -último año de Obama y Biden-, y Horacio Rodríguez Larreta fue uno de los pocos funcionarios que saludó al flamante presidente norteamericano cuando venció a Trump. “Comparto su visión de superar las divisiones y gobernar para todos los ciudadanos, independientemente de sus preferencias políticas”, sostuvo.