Image default

Los “amigos” de Francisco se reúnen en Buenos Aires para debatir trata y abuso infantil

Con la presencia de uno de los hombres más cercanos al Papa y la participación de jueces federales, fiscales, legisladores y dirigentes sociales, mañana tendrá lugar en el auditorio de la Biblioteca del Sindicato de Camioneros el sexto Congreso Nacional de la Red Antimafia, una organización que nació con la bendición del por entonces Arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, con la finalidad de denunciar crímenes y realizar acciones de prevención de delitos ligadas a la trata de personas y el narcotráfico.

A nivel nacional son unas 40 organizaciones las que vienen luchando contra “las mafias”, entre las que se destaca la Fundación La Alameda, que encabeza el ex legislador porteño Gustavo Vera, uno de los hombres más cercanos al Pontífice. El objetivo del congreso es “debatir sobre problemáticas sociales latentes, en la búsqueda de estrategias y acciones por su erradicación”, sostienen los organizadores en un comunicado.

Sin lugar a dudas, más allá de los debates previstos en el programa, el ingrediente político más significativo que sazona el encuentro es la presencia el titular de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales Marcelo Sánchez Sorondo y la de varios jueces que tienen llegada directa al Vaticano. A lo largo de todo la jornada, desfilarán en las diferentes mesas los magistrados Sebastián Casanello, Javier Lopez Biscayart, Jorge Rodríguez, Sergio Torres, Alejandro Slokar y el fiscal especializado de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas Marcelo Colombo.

Los exponentes del ámbito judicial se cruzarán en los pasillos con el anfitrión del mitin, Pablo Moyano y con dirigentes políticos entre quienes se destacan los senadores Fernando Pino Solanas y Ana Claudia Almirón; el diputado nacional renovador Daniel Arroyo; el intendente de Esteban Echeverría Fernando Gray; y el creador de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) Marcelo Sain.

“Uno de los temas eje será la evaluación de la aplicación de los postulados basales de la encíclica Laudato Si´, que el Papa considera central para guiar las políticas sociales de los pueblos”, destacó uno de los organizadores. “Habrá también espacio para analizar las políticas públicas en relación a temas tan conflictivos como la trata de personas, que incluye la explotación de trabajadores a los que el sistema esclaviza y la lucha contra el narcotráfico”, completó la fuente consultada. En esta oportunidad, habrá un debate que, se estima, los representantes de la Iglesia no rehuirán: los abusos infantiles en donde hay religiosos involucrados. “Uno de los casos que serán objeto de discusión es el caso Gianelli, que involucró a una docente marplatense y por el que cayó el obispo Antonio Marino.

Por Mauro Federico – Ambito Financiero