Image default

Lorenzetti: “Los jueces no tienen que hacer política”

El titular de la Corte Suprema advirtió que los magistrados deben ser independientes. Y admitió demoras en la investigación por lavado de dinero seguida a Lázaro Báez.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, sostuvo que “los jueces no pueden depender del contexto político” para llevar a cabo sus funciones, que deben actuar con “valores y convicción” y que “no tienen que hacer política”.

“Los jueces tiene que actuar siempre igual, más allá del contexto político. No pueden depender del contexto político”, sostuvo el magistrado durante una entrevista que le brindó al programa Confesiones que se emite por Radio Mitre.

Sobre la corrupción, Lorenzetti aseguró que hay una “percepción” de que “la justicia comenzó a actuar ahora pero los datos no son así”, sostuvo, y completó: “La justicia tuvo muchos casos de mucha repercusión como procesar al vicepresidente (Amado Boudou) en funciones, lo mismo que a Ricardo Jaime”.

“La corrupción deteriora la confianza en las instituciones. Resolver estos casos genera confianza no crisis”, destacó.

En referencia a la causa por presunto lavado de dinero en la que se encuentra detenido el empresario Lázaro Báez, el magistrado sostuvo que “hay una demora que existió” pero agregó que “no se puede tomar un caso y hablar de ‘la justicia’”.

Al ser consultado por la posible detención de la ex presidenta, aseguró que “toda detención debe ser justificada, los jueces tienen que investigar y si tienen elementos tienen que detener” y resaltó que “no se puede hablar revanchismo porque una cosa es la condena política y social y otra las condenas judiciales que tienen que tener pruebas porque cuando se detiene a alguien es porque hay pruebas”.

Sobre la Corte, indicó que “hubo muchos momentos difíciles. Había un concepto de que si ganamos las elecciones ‘podemos hacer todo’” y agregó que “el momento más difícil fue la reforma de la justicia”. “Yo estaba en mi casa cuando la Presidenta hablo de ‘fierros judiciales’. Con ella tuvimos discusiones muy fuertes y publicas”, destacó.

El juez consideró que el momento de mayor tensión entre los poderes fue cuando se impulsó la denominada “democratización de la Justicia”. “Hubo muchísimos avances para hacer lugar a jueces que tuvieran otras inclinaciones”, dijo. Y remató: “No se investiga porque hubo jueces que no querían investigar”.

En ese sentido, Lorenzetti dijo ser “un convencido de que el Poder Judicial debe poner límites”. Y reconoció que tuvo “discusiones muy fuertes” con Cristina Kirchner.

“Había una concepción en el sentido de que las mayorías pueden hacer lo que quieran, y otra que entiende que está la Constitución y los derechos de las minorías que hay que defender, y ahí es donde se define si hay un sistema más vinculado al populismo y otro a un sistema republicano. Yo digo que ese debate la Argentina lo tiene que resolver diciendo que hay progresismo republicano, tenemos que defender los derechos sociales, dentro de un sistema de división de poderes”, explicó.

Tras revelar esos capítulos de lo que definió como un “enfrentamiento”, Lorenzetti llamó a”aprender del pasado para el futuro”. “Argentina no tiene futuro si no entendemos que hay que darle confianza y esperanza al pueblo. Y que la gente pueda vivir tranquila. Y al corrupción deteriora la confianza de las instituciones. Entonces resolver bien estos casos genera confianza, no crisis”, agregó en referencia a las versiones de que hay dirigentes preocupados por el alcance que puede tener que se avance en las investigaciones que comprometen a funcionarios.