Image default

Lo positivo, lo negativo, la curiosidad y la figura del partido de los Jaguares

Al margen de la derrota, quedará para siempre la marca de haber vivido el primer partido de los Jaguares como locales en el Super Rugby

Lo mejor:

Más allá de la derrota, quedará para siempre la marca de haber vivido el primer partido de los Jaguares como locales en el Super Rugby. El público acompañó en buen número (hubo 18.200 espectadores en Vélez) y, si bien durante la mayor parte del partido acompañó sin estridencias, empujó con el aliento para la remontada del final.

Lo peor:

Al margen del resultado ajustado, los Jaguares nunca estuvieron cómodos en el partido y las veces que tuvieron el control fueron breves. En su afán por atacar de todos lados, cedieron reiteradamente el control de la pelota y las veces que utilizaron el pie no lo hicieron con efectividad.

Lo positivo:

La reacción del final, con dos tries en los últimos diez minutos, ilusionó con la victoria. Dos grandes conquistas consecutivas de toda la cancha adelantaron a los Jaguares 26-23 (perdían 23-14). Lamentablemente, no pudieron sostener el embate de los Chiefs en el último. Fue bueno lo del scrum en el primer tiempo, donde no pudieron plasmar en el resultado (14-13) una superioridad más evidente.

Lo negativo:

Hubo errores que costaron caro. Una mala recepción de una salida derivó en el primer try rival (McNicol). Un line perdido terminó en el segundo (McKenzie). Un despeje al medio de la cancha derivó en una contra mal controlada y la conquista de Lowe. Y en el último minuto, el try de Weber en una jugada que parecía controlada.

El try:

La conquista de Matías Moroni hizo estallar al público. Acababa de apoyar Landajo y enseguida llegó esta gran jugada de toda la cancha. Tras una buena recepción de la salida por parte de Santiago Cordero, Jerónimo de la Fuente juntó dos marcas y alcanzó a darle el pasa a Isa, éste corrió varios metros y a pura potencia embistió a un rival y le dio el off-load a Tute quien aceleró a toda velocidad y puso arriba a los Jaguares a falta de ocho minutos.

Lo curioso:

La UAR montó un espectáculo alrededor del partido propio del Super Rugby. Con el grupo de cumbia Los Totora como actores centrales (poco seguidos por el público), se hicieron notar también porristas vestidas de negro y naranja, la mascota del equipo y stands de sponsors y foodtrucks en la entrada que tuvieron buena concurrencia.

La figura:

El joven fullback Damian McKenzie (20 años) resultó desequilibrante durante todo el encuentro. Aunque falló en el tackle a Moroni en el tercer try de los Jaguares, se reivindicó de inmediato juntando dos marcas y sacando el pase para el posterior try de Weber en el último minuto. Además, marcó el segundo try y sumó siete puntos con el pie. Entre los argentinos, el mejor fue Santiago Cordero..

Por Alejo Miranda | Para canchallena.com