Image default

Llegó la hora de Schmid y la CGT unificada

Juan Carlos Schmid, secretario general de CATT tiene el apoyo de los dos sindicalistas y todo parece encaminarse para que sea el nuevo titular de la CGT unificada.

El viernes, Moyano, Barrionuevo y Antonio Caló lideraron el congreso confederal para ratificar la fecha de elecciones, lo que dio paso a una silenciosa pelea por la sucesión: de un lado está Schmid, secretario general de la CATT, y del otro el diputado Héctor Daer, de Sanidad, que viene de una ruptura con Sergio Massa, propuesto por “Los Gordos”.

La reunión fue el puntapié de largada de una silenciosa pelea por la sucesión, que en el bosquejo inicial enfrenta a Schmid con el diputado Héctor Daer, de Sanidad, uno de los gremios históricos de los Gordos.

Héctor Daer, que es el candidato de “los gordos” para presidir la CGT unificada viene de una ruptura en sordina con Sergio Massa, que lo dejó muy golpeado.

Daer, que es diputado nacional, viene de protagonizar una ruptura en sordina con Sergio Massa que lo tiene a maltraer.

Los Gordos ya no son exactamente los mismos grandes gremios de servicios que se hacían sentir hace dos décadas, pero continúan siendo los que más votos pueden juntar, aliados a “independientes” como Andrés Rodríguez (UPCN) y Gerardo Martínez (UOCRA).

Siguen haciéndose sentir Armando Cavalieri (Comercio) y Rodolfo Daer (Alimentación), mientras que José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Guillermo Moser (Luz y Fuerza) están más cerca de la postura de Moyano y Barrionuevo.

Del otro lado, Barrionuevo se jacta de ser el sindicalista de mayor diálogo con Macri y por lo tanto indispensable para una nueva CGT. Buscar reeditar el rol que tuvo en los 90, cuando era la llave de acceso a la presidencia de Menem. Sin embargo, tiene que competir por ese rol con Gerónimo Venegas, líder de los trabajadores rurales (UATRE), otro de los gremios con muchos delegados para votar.