Image default

Llaman a declaración indagatoria a Pablo Echarri por presunta administración fraudulenta

El dictamen del fiscal comprende a otros actores. Están acusados de administración fraudulenta

El fiscal César Troncoso pidió la declaración indagatoria de los actores Pablo Echarri, Martín Seefeld, Pepe Soriano, Jorge Marrale y Osvaldo Santoro, junto con el abogado Sebastián Bloj, por “el presunto delito de administración fraudulenta” de los fondos pertenecientes a la Sociedad Argentina de Gestión de Actores Intérpretes (SAGAI).

El fiscal cuestionó que la comisión directiva de esa entidad firmó un acuerdo extrajudicial con DirecTV por $ 111 millones, pese a que le había ganado un juicio por $ 454 millones por derechos de propiedad intelectual, sin que los socios “puedan haber votado y decidido en Asamblea cuál era la opción que mejor se adecuaba a sus intereses”.

Seefeld y Echarri tuvieron la productora El Arbol, hasta mayo pasado. Pero además tienen una fuerte participación política: Seefeld es amigo desde hace muchos años del presidente Mauricio Macri; mientras que Echarri es uno de los principales actores militantes del kirchnerismo, quien este año dijo que siente como sus “padres” a Néstor y a Cristian Kirchner.

Fuentes de DirecTV aclararon que el acuerdo extrajudicial se realizó hace tres años y “fue homologado por el juez de la causa, ya que era beneficioso para ambas partes”. Es que el operador de TV satelital apeló el fallo de primera instancia y eso podía derivar en la declaración de inconstitucionalidad del decreto que en 2006 dictó Néstor Kirchner, reconociendo a SAGAI como la única entidad reconocida por el Estado para gestionar y administrar los derechos de propiedad intelectual de los actores. Entonces, la comisión directiva de la entidad prefirió llegar a un arreglo extrajudicial y cobrar los $ 111 millones de DirecTV.

El presidente de SAGAI es Pepe Soriano, su secretario es Jorge Marrale, el prosecretario es Osvaldo Santoro, Martín Seefeld es el tesorero, Pablo Echarri es el protesorero y Sebastián Bloj es el director general.

Un dato que llamó la atención de los investigadores es que el director general Sebastián Bloj fue el abogado patrocinante de la entidad y cobró $ 21.073.762 de honorarios.

“No hay incompatibilidad, ya que Bloj no integra el directorio de SAGAI y cobró el dinero como abogado patrocinante en la causa”, dijo el abogado de la entidad, Cristian Cúneo Libarona.

En declaraciones a Infobae, Nicolás Ramírez, abogado del socio denunciante Mario Galvano, dijo que “una cosa es que no haya una incompatibilidad legal en el caso de Bloj, pero otra es que exista una incompatibilidad entre cierta función con el cargo que se tiene”.

Y otro socio, que pidió mantener su anonimato, preguntó: “¿Por qué la comisión directiva de SAGAI aceptó que su director general cobre más de 21 millones por ser abogado en un juicio de la propia entidad?”.

En un comunicado que difundió SAGAI, la entidad aclaró, en cuanto al caso de Bloj, que “sus honorarios profesionales fueron determinados sobre los parámetros establecidos en la ley de aranceles profesionales, proporcionales al monto por el cual se terminó arreglando el juicio. No existe ninguna incompatibilidad entre su cargo de director y el del ejercicio de su profesión de abogado en defensa de los derechos de la institución”.

La entidad agregó que  la acusación del fiscal “está basada en que la decisión de acordar con DirecTV la tomó el Directorio, sin consulta previa a los socios a través de una Asamblea Extraordinaria. En definitiva, el fiscal no cuestiona el acuerdo obtenido sino la forma en la que se llevó a cabo el mismo. SAGAI promoció procesos judiciales contra distintos usuarios, y en todos estos casos la decisión siempre fue de la Comisión Directiva y nunca se llevó adelante una Asamblea Extraordinaria. Entre las consultas realizadas por el caso DirecTV, se recurrió a un técnico en la matería, el doctor Germán Gutiérrez, de Argentores, quien concluyó que el Directorio es el organismo exclusivo y excluyentes para tomar las decisiones de la entidad”.

La jueza Karina Zucconi está a cargo de la causa. Si hace lugar al pedido del fiscal, tendría que citar a indagatoria a Bloj y a la comisión directiva de SAGAI, quienes -en caso de ser culpables- podrían ser condenados a penas de seis meses a cuatro años de cárcel.