Image default

Lizy Tagliani: “El ajuste no se le puede pedir a un jubilado que apenas cobra para vivir”

La actriz y comediante disfruta de un gran momento profesional, pero advierte sobre la dura realidad económica que viven muchos argentinos. Y dice que hay decisiones de gobierno respecto del ajuste “que deben ser revisadas”.

Estoy muy contenta con lo que me ha sucedido este año y con todo lo que me ha pasado a lo largo de mi vida, siempre he tenido golpes de suerte, más allá de las necesidades y las situaciones difíciles que el destino puso en mi camino, la vida me regaló cosas lindas. Los balances anuales de cada año vivido han sido favorables”, expresa, orgullosa, la actriz y comediante Lizy Tagliani, quien disfruta y no reniega de su exposición mediática.

Nació en Resistencia, Chaco, tiene 47 años y si bien sigue conservando su casa de Adrogué, vive en un country, en Hudson, por un tema de seguridad. Su nombre real es Luis Rojas, pero siempre supo que quería ser Lizy. “El nombre en el documento me importa muy poco y si bien soy respetuosa de lo nuevo, me gusta tener un lado conservador”, asegura, mientras se prepara para presentarse en el teatro con su unipersonal Liberate y la comedia Mi vecina favorita. También por este tiempo incursiona en radio de la mano de Santiago del Moro por la 100, y en Cortá por Lozano, que se emite por Telefé.

Hace tiempo atendías personalmente tu peluquería By Lizy, en el barrio de Recoleta. ¿Cómo resolviste ese tema con tanta actividad artística?

-La peluquería By Lizy sigue funcionando normalmente, paso todas las mañanas después de la radio, estoy con los chicos y tomo unos mates. El 50% de mi parte de las acciones, las repartí entre mis empleados. Yo fui peluquera porque alguien confió en mí, me dieron una mano, por eso actúo con ellos de la misma manera. El 50% lo repartí entre los empleados para que a fin de año, con lo que ellos generen, puedan invertir en lo que quieran y si les interesa, como dentro de tres años vence el contrato, quizás sea una buena idea comprarme el otro 50%.

En épocas donde muchos se quejan por la falta de trabajo, ya firmaste contrato para la temporada de verano en Mar del Plata.

-Sí, es verdad y lo agradezco, firmé contrato para abrir la temporada de verano antes de fin de año, quizás con dos proyectos, una comedia y el unipersonal que vengo haciendo, pero un poco más aggiornado. La idea es agregar monólogos nuevos, con algunos sketches y acompañada por otros actores. De todas maneras, no tengo bien definido qué voy a hacer realmente porque, por suerte, hay otras propuestas que me obligan a pensar cómo ensamblaría todo.

¿Cómo te definís en cuanto a tema de género?

-Soy una chica travesti, me encanta serlo, no me siento ni más ni menos mujer que nadie. En realidad, cuando tenía siete años, quería ser Carla Marina Marconi y desde los trece vivo como Lizy en todos los aspectos de mi vida y ante todos. Siento que hemos evolucionado en el tema de género, aunque queda mucho por hacer. No hay que ser demasiado inteligente para darse cuenta de que años atrás esto no pasaba.

¿Qué problemas sociales te preocupan?

-Creo que los mismos problemas que nos preocupan a todos, trato de ocuparme con lo que puedo, poniendo ganas, tiempo, material. El tema de la niñez me angustia mucho, los adultos mayores y los animales.

¿Te propusieron participar en algún partido político?

-No me lo han ofrecido y, al menos hoy, no militaría. Trato de acercarme e interiorizarme respecto de lo que hace y propone cada partido, cómo se manejan, cuál es el desarrollo y los proyectos que manejan pero desde afuera, como ciudadana. No me gusta para nada que me involucren en política, ni ser chivo expiatorio ni quedar en el medio de algún acontecimiento que tenga que ver con la política.

¿Cuál es tu postura respecto de la despenalización del aborto?

-No tengo opinión formada concreta acerca del tema, pero muchas veces me genera angustia las formas en la que exponen ambos hemisferios y quiero que sea lo mejor para todos, principalmente para la mujer.

¿Qué te parece la gestión de María Eugenia Vidal como gobernadora de la provincia de Buenos Aires?

-Honestamente, no tengo muy en claro la gestión completa de la señora, considero que hace bastante, lo veo cuando recorro las rutas por las giras de mis obras, las veo en condiciones, aunque muchos se quejan porque dicen que está intransitables. Supongo que serán rutas que yo no transito, creo que las gestiones son buenas o malas porque en algún punto, somos egoístas, no analizamos, vemos siempre lo que nos favorece a nosotros y si es bueno decimos que la gestión es maravillosa y si no, todo lo contrario. Somos egoístas con las necesidades del otro.

¿Cómo ves la gestión de Macri?

-Insisto en que si uno sólo se enfoca en su problemática, depende para que lado se incline la aguja, lo va a considerar bueno o malo, yo personalmente estoy pasando un buen momento socioeconómico, pero sé que el país tiene muchas necesidades y decisiones que, necesitan ser analizadas. No es lo mismo pedirle un ajuste a una persona joven que trabaja en una empresa, que a un jubilado, al que no le alcanza lo que cobra, tiene que sobrevivir y no puede ser feliz los últimos años de su vida.

La vida es bella

“La vida me cambió en lo económico y también en lo personal por el cariño que recibo de gente de distintos lugares del país y del mundo, ese cariño indescriptible que reciben los artistas y no terminas sabiendo del todo cuál es la magnitud de ese afecto y esa energía”, confiesa una radiante Lizi Tagliani.

El público que la sigue puede verla brillar en su unipersonal Liberate, todos los martes a las 20.30 horas, en el Liceo Comedy. Lizi también se presenta con la comedia Mi vecina favorita, hoy de gira por todo el país, junto a Iliana Calabró, Diego Pérez, Sebastián Almada, Christian Sancho, Magi Bravi y Macarena Rinaldi.

Por Alejandra Canosa – 3Días