Image default

Liberaron al policía que mató de 18 tiros a un joven al que le iba a comprar una PlayStation

El asesinato fue el sábado 30 de mayo a cuadras del club San Telmo. Afirmó que le disparó cuando fue sorprendido por un delincuente. La versión del padre de la víctima.

Liberaron al policía de la Federal que mató de 18 balazos a un joven con el que había acordado comprarle una consola de videojuegos PlayStation en Avellaneda. El crimen se produjo en mayo, cuando Osvaldo Rendichi fue a ver a Lucas Barrios al lugar convenido para realizar la operación. En medio de la operación apareció un delincuente armado que le disparó al efectivo. Rendichi disparó 18 tiros y mató a Barrios. Fue detenido y luego excarcelado, a más de un mes del crimen.

El asesinato fue el sábado 30 de mayo en Pinzón al 1500 a pocas cuadras del estadio del Club Atlético San Telmo, en la Isla Maciel. El policía, de 24 años, había acordado comprar la consola por $17 mil a través de las redes sociales. Fue vestido de civil junto a su hermano a bordo de su Chevrolet Vectra gris para encontrarse con el comprador, que tenía 18 años.

Cuando llegó al lugar pactado para la concretar la venta se acercó un joven que le dijo que lo acompañara 20 metros por un pasillo del barrio. En ese momento apareció un hombre armado, que lo amenazó para robarle.

Rendichi le dijo a la Policía Bonaerense que se identificó y sacó su pistola Bersa calibre 9 milímetros. Según la declaración a sus pares, que luego ratificó en la Justicia, el asaltante disparó y él repelió el ataque con cuatro tiros. Los balazos no impactaron en el delincuente sino en Barrios, el joven que lo había recibido en su llegada al lugar.

El policía volvió al auto en el que lo esperaba su hermano y fueron rápidamente a la comisaría 1° de Avellaneda, donde dio su versión. Entregó su arma reglamentaria y una pistola 9 milímetros marca Tanfoglio que se le habría caído al delincuente que trató de asaltarlo. Mientras que el joven herido fue derivado al hospital Fiorito, donde murió.

Estuvo detenido durante más de un mes y luego fue excarcelado, por orden de la jueza de Garantías de Lomas de Zamora Brenda Madrid. La magistrada se opuso al pedido de prisión preventiva que planteó el fiscal Elbio Laborde y recaratuló la causa de “homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego” a homicidio “con exceso en la legítima defensa”.

El padre del joven asesinado: “El policía no tenía derecho de matar a mi hijo”

El padre del joven asesinado rechazó la declaración del policía (Foto: Clarín - Germán García Adrasti).
El padre del joven asesinado rechazó la declaración del policía (Foto: Clarín – Germán García Adrasti).

David Barrios es el padre del joven asesinado. Criticó la decisión de la jueza y consideró que “quieren dejar el crimen en la nada”. Consideró que la jueza Madrid “está actuando mal” y que el policía “no tenía derecho” de asesinar a su hijo, que recibió 18 tiros que le impactaron entre el abdomen, el tórax y las piernas.

Rechazó la versión que dio el efectivo, ya que negó que se haya producido un enfrentamiento armado. En diálogo con la agencia Télam, Barrios dijo que estaba a unos 30 metros del lugar donde se produjo el crimen. “Nada que ver lo que dijo el policía sobre que hubo un enfrentamiento porque los 18 tiros que se escucharon fueron de una misma pistola, la de él”, aseguró.

El padre del joven asesinado explicó que la mujer de un amigo “le dijo al policía que deje de tirar, que deje de tirar, y seguía tirando”. En su consideración Rendichi “vino a matarlo, lo ejecutó para hacer justicia por mano propia”.

Fuente: TN