Image default

Leonardo Bustos: “El policía es el funcionario público más explotado por el Estado”

Rada Tilly fue el escenario del acto central alusivo al 58º aniversario de la creación de la Policía de la Provincia del Chubut. El jefe de la fuerza, Leonardo Bustos, expresó en su último discurso como jefe y a días de pasar a situación de retiro, el valor del recurso humano como el profesionalismo de los policías del Chubut. Y criticó severamente el accionar de la Justicia respecto a quienes hieren o matan a efectivos de la fuerza.

“Hay que actuar para reparar errores. Tenemos que proteger más a nuestros hombres, ocuparnos de los heridos en servicio y de las familias de quienes han perdido la vida. Tampoco nos olvidemos de quienes se quitaron la vida por los problemas que los aquejaban”, resaltó.

Del mismo modo pidió castigos más lógicos para sanciones internas y cuestiones formales. “Exijamos disciplina pero prediquemos con el ejemplo”, planteó Bustos quien remarcó la necesidad de que se construya una nueva Escuela de Cadetes, se amplíen los tiempos de formación y se mejoren los lugares de trabajo.

“Los salarios de la Policía de la Provincia deben ser mejores. Sin exagerar puede decirse que el policía es el funcionario público más explotado por el Estado. Que soporta las peores condiciones laborales y es utilizado con múltiples propósitos inclusive políticos. Si hacemos una comparación con las fuerzas nacionales y de seguridad, tenemos el sueldo más bajo. Si comparamos la cantidad de horas semanales trabajadas respecto al resto de los empleados públicos, terminamos recibiendo la remuneración más baja”.

Finalmente el jefe de Policía atribuyó a razones políticas el final de su carrera. “Con uniforme o sin él, seguiré siendo policía porque servir y defender es un estilo de vida”, cerró Bustos quien por decisión del gobernador Martín Buzzi ocupó durante tres meses el máximo cargo en la fuerza.

Código contravencional

Por su parte, el secretario de Seguridad, Federico Massoni, defendió las distintas acciones preventivas que se concretaron durante su breve paso por la Secretaría de Seguridad. Elogió a la cúpula policial que lo acompañó en este lapso de trabajo y adelantó que dejarán a la próxima gestión un proyecto para poder actualizar el Código Contravencional.

Defendió el esquema de Cuadro único que se aplica exitosamente en otras provincias y pidió que se disponga de recursos para que el personal policial pueda seguir capacitándose. “Estoy más que convencido de que hicimos controles en boliches con un fin fundamental: darle las garantías no sólo a los jóvenes sino a los padres de que todos volverán con vida y bien. Las políticas que privilegiaron la prevención y que quisimos profundizar fueron basadas en el Código Contravencional que era viejo y no se ajustaba a la realidad. Hemos presentado una propuesta de modificación al mismo para hacerlo útil. Estas propuestas no llegaron a la Legislatura pero las dejamos a disposición de la futura administración para que, si entienden que corresponde, las lleven adelante”, destacó Massoni.

Presidieron la ceremonia además de Bustos y Federico Massoni, el intendente local, Luis Juncos, miembros de la cúpula policial, de fuerzas de seguridad, invitados y vecinos.

Durante la ceremonia se hizo entrega del sable de mando a los 21 egresados de la Escuela de Oficiales como también distinciones y reconocimientos a personal por su desempeño. Y en uno de los tramos emotivos del acto, se ascendió a personal caído en cumplimiento del servicio. Se oficializó el ascenso extraordinario a suboficial mayor para Jorge Ríos y José Luis Cañumir, quienes intervinieron en resonantes hechos y a raíz de severas lesiones se han visto imposibilitados de continuar con su tarea policial.

En primera instancia se dio lectura al decreto policial que nombra a los flamantes oficiales ayudantes egresados de la Escuela de Policía de la Agrupación Comando Escalafón General y que recibieron su respectivo sable de manos de familiares como cierre de su etapa formativa. Posteriormente se concretó la entrega de certificados de honor en la labor policial y placas conmemorativas a distintas unidades y secciones especiales de Policía.

Institucionalmente se reconoció el trabajo del juez de Faltas Daniel Escolar y del juez José Rago, recientemente jubilado, por su incesante colaboración con la fuerza. Del mismo modo, se destacó la labor conjunta realizada con Policía de Chile en recientes procesos con la presencia en el acto de los inspectores Alejandro Montero Zúñiga y Felipe Cepeda Veloso.

Mediante resolución fueron ascendidos posmortem a suboficiales mayores Carlos Corzo, Tito Roberts, Pablo Rearte, Néstor Manquepán, Lucio Melipil y Nelson Godoy, quienes fallecieron al intervenir en distintos hechos.

Otro policía “héroe”, Hugo Orlando Yapura, fue ascendido de cabo a sargento tras recibir graves heridas de arma de fuego cuando intentaba impedir un robo, estando de franco de servicio.

En otro gesto reconocido por la propia Policía del Chubut se ascendió al máximo rango -suboficial mayor- a Ríos y Cañumir. El primero con graves secuelas tras ser baleado en un asalto de viviendas en barrio Laprida y éste herido durante un procedimiento en Corcovado.

Fuente: Jornada