Image default

Le quisieron vender en el colectivo lo que le habían robado la noche anterior

Reconoció los artículos por un código que él mismo les escribe en las cajas. Al increparlos, los vendedores ambulantes se bajaron del colectivo, él los siguió y detuvieron a uno de los sospechosos.

“Esto se lo robaron anoche a mi hermano”, dijo el lunes Emiliano P. mientras miraba unos auriculares nuevos que le ofrecían dos vendedores ambulantes a bordo de un colectivo en Rosario. Tras increparlos, los sospechoso se bajaron del ómnibus y él los persiguió. Luego, la Policía detuvo a uno de ellos.

La situación quedó registrada por el muchacho de 21 años, quien filmó con su teléfono celular a los dos sospechosos cuando advirtió que estaban tratando de vender pen-drives, cargadores y otros elementos de electrónica a bordo de un colectivo.

Los objetos coincidían con aquellas cosas que faltaban esa mañana en el comercio que su hermano Fabricio administra desde hace un mes en Córdoba al 2300, en Rosario, y que había sido asaltado ese misma madrugada.

Para despejar la duda, Emiliano les pidió un par de auriculares y sobre la caja encontró la etiqueta con uno de los códigos que él mismo escribe habitualmente.

Cuando el joven notó que eran los artículos robados en el local de su hermano y les pidió la factura sin dejar de filmarlos, los vendedores negaron la acusación y se bajaron rápidamente del colectivo.

El muchacho los persiguió a pie desde la esquina de 9 de Julio y Juan Manuel de Rosas, mientras algunos vecinos llamaron al 911, de modo que uno de los presuntos ladrones fue detenido por la policía.

El sospechoso ayer quedó imputado por encubrir el robo a la casa de electrónica y telefonía celular, mientras que la Justicia aún busca dar con su cómplice.