Image default

Lázaro Báez con prisión domiciliaria

El Tribunal Federal 4 decidió “morigerar” las condiciones de detención del empresario investigado por lavado de dinero.

La Cámara Federal de Casación Penal le otorgó el arresto domiciliario a Lázaro Báez en una de las tres causas por lavado de dinero en la que es investigado. Sin embargo, el empresario podría no salir del penal de Ezeiza: el Tribunal Oral Federal 4 debe decidir si le concede el beneficio.

Los camaristas Mariano Borinsky y Javier Carbajo sostuvieron que el Tribunal Oral que actualmente juzga a Báez en la causa central por presunto lavado de dinero incurrió en “consideraciones abstractas, discrecionales y notoriamente arbitrarias” al rechazar concretar el arresto domiciliario en la causa El Entrevero, beneficio que había concedido el juez del caso, Sebastián Casanello.

Este lunes podría haber un pronunciamiento del TOF 4. Los magistrados deben expedirse sobre si Báez puede ir a su casa -con tobillera electrónica- sin pagar fianza o si debe abonar la suma establecida en 386 millones de pesos.

El empresario está detenido en el penal de Ezeiza desde abril de 2016. Su defensa solicitó que le den arresto domiciliario porque ya se vencieron los plazos de la prisión preventiva -para la cual hay un tiempo máximo legal de 3 años- y, además, Báez no tiene ninguna condena por el momento.

Hace unas semanas, el fiscal de juicio Abel Córdova pidió para el empresario una condena de 12 años de prisión por lavado de dinero, en el marco de la causa conocida como “la ruta del dinero”. Los juicios por las otras dos causas todavía no tienen fecha de inicio.