Image default

Lavagna volvió a la carga y advirtió que “el modelo termina en un colapso”

Tras haber comparado la gestión económica de Mauricio Macri con la de la dictadura, el ex ministro habló de “ajuste” y aseguró que hay un “deslizamiento” hacia los patrones de los ’90.

Luego de haber comparado al modelo económico actual con “la dictadura y los ’90”, el ex ministro de Economía Roberto Lavagna redobló sus críticas a las políticas económicas oficiales al advertir que “indefectiblemente terminan en colapso”.

Según el ex funcionario, el actual modelo “que combina tasas fenomenalmente altas, dólar fijo o cayendo, el bolsillo de la población enflaqueciéndose y el empleo debilitándose indefectiblemente requiere endeudamiento externo y termina en situación de colapso”.

En una entrevista publicada en La Nación, Lavagna reiteró que el actual modelo es “de ajuste” porque, entre otras cosas, “el salario ha caído alrededor del 8% y se han perdido unos 120.000 empleos en blanco y otro tantos en negro“.

Sobre la respuesta que recibió de varios ministros aseguró que “cuando uno dice algo que molesta al gobierno de turno, enseguida te tiran los perros encima“, aunque suavizó diciendo que habían sacado de contexto su comparación con la dictadura.

Sin embargo, sobres los dichos del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, comparándolo con Hebe de Bonafini aseguró que “si ésta es la manera con que analizan la realidad argentina, estamos mal...”.

La semana pasada, Lavagna había asegurado que el modelo económico actual era similar al implementado por “los militares y en los ’90” y que necesitaba tener “modificaciones y correcciones”.

“Ya hemos tenido este tipo de modelo, con los militares y en los años ’90, y no consigue dar resultados efectivos. Esperemos que haya tiempo de modificaciones y correcciones, pero hoy lentamente nos hemos ido deslizando hacia una política que ya vivimos”, sostuvo entonces a radio La Red.

Entre las políticas económicas que no consideró “adecuadas para un programa de desarrollo a mediano plazo”, mencionó entonces a “la tasa de interés muy alta”, el “dólar fijo y planchado que quita competitividad”, “una tendencia a la baja en los salarios” y el “alto endeudamiento”.

Por estas declaraciones el Gobierno le salió luego al cruce. Por ejemplo, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, le respondió que el modelo actual “prioriza la inversión y el consumo, después de cinco años de recesión en el país”. Y Prat-Gay comparó al ex ministro con “Hebe de Bonafini” por sus declaraciones sobre la dictadura.