Image default

Las confesiones hot de Esteban Lamothe

El actor de Educando a Nina dio muchos detalles de su primera relación íntima con una mujer y sorprendió con su relato.

Esteban Lamothe se ha convertido en uno de los galanes más deseados de la Argentina. En la edición de esta semana de Revista CARAS, el actor se confesó junto a su compañera de “Educando a Nina”, Griselda Siciliani. En esta nota, las declaraciones más calientes de Lamothe.

– “A mí me gusta coger más que vivir, si querés pone eso. Hace diez años que estoy con mi mujer y cogemos tres veces por semana, que más querés….”

– “Debuté a los 13 años, con una prostituta. La trajo un primo, en la calle Suipacha, departamento 1 H. Me trajeron del campo. Fue mi debut, después no cogi hasta los 16. Estuve tres años a paja y agua. (risas) Recuerdo que en la habitación había un biombo, y mi otro primo, que tenia 12 años, debutó del otro lado. Fue en el año 91, pague 15 pesos, llegué, la tipa me hizo sexo oral, normal, y cuando yo me puse arriba de ella, me excité y le quise agarrar las tetas. “Para – me dijo– si queres agarrarme las tetas son cinco pesos más”. Y no tenia más plata. Conclusión; seguí haciendolo con las manos en los costados. Después me fui al “Pumper Nic,” y de ahí, a los 16, creí que tenía SIDA porque me habían hecho sexo oral sin forro. Me acuerdo que iba a la iglesia y me tiraba agua bendita en las venas por si estaba enfermo para que la virgen me curara. Era un chico de campo, bruto.  Nunca fui un ganador con las mujeres: estaba en tercer o cuarto lugar.  Siempre gané minas por ser simpático, pero siempre necesité tiempo”.

— “Soy aplacado, tranquilo. No soy un tipo que salga de noche, no tomo alcohol, no me drogo, no voy a boliches donde hay pendejas que me tienten y quieran estar conmigo porque estoy en la tele. Sabés que pasa, no me calienta estar con una mina porque me vio en la televisión. De alguna manera la piba se come al personaje. No me va. Esto ya me salva bastante del descontrol sexual”.

— “Varios de los tattoos me los tuve que tapar con otras figuras porque tenía tatuado el nombre de algunas novias. Tengo 5 tatuajes, enormes. Y uno de los tattoos esta en una zona muy baja, era una mariposa, ahora me lo hice transformar por un lobo”.