Image default

Lanzan créditos hipotecarios con cuotas que no subirán más que los salarios

Los créditos hipotecarios indexados por inflación no terminan de arrancar: los que fueron realmente otorgados se cuentan con los dedos de las manos. Ahora el Gobierno redoblará la apuesta, y presentará una línea de préstamos para la vivienda, en los que el ajuste de la cuota no podrá superar la suba de los salarios.

Tras la fallida propuesta de los créditos hipotecarios indexados a la inflación, que no tuvo éxito y no pudo despegar, el Gobierno anunció un nuevo plan para primera vivienda, con la novedad de que las cuotas del nuevo crédito no podrán superar el promedio salarial de los beneficiados.

De esta manera, el Banco Nación permitirá la compra de vivienda única que esté valuada por debajo de los dos millones y medio de pesos. El crédito alcanzará hasta el 80 % de esa valuación. Además, el titular podrá sumar familiares (padres, hijos y hermanos) para la figura de codeudor: de esta manera podrá aumentar el ingreso familiar, y elevar el monto del crédito a solicitar.

Las propiedades a comprar deben ser vivienda única y no podrán estar valuadas en más de $2,5 millones. El crédito no podrá superar el 80% de la valuación.

Las cuotas serán a tasa fija del 14% durante los primeros tres años. Luego, se reajustarán una vez por año, en base a la Tasa de Referencia para la Vivienda. Sin embargo, el alza será limitado: la cuota no podrá superar el promedio de los salarios, medidos con el Coeficiente de Variación Salarial. El Gobierno espera conceder 20 mil préstamos en el año.