Image default

Lanata: “En la televisión abierta hay un exceso de panelismo”

El Trece estrenará hoy el programa “El argentino más inteligente”, conducido por el periodista Jorge Lanata, quien hizo un ácido análisis de la TV y la política.

En los últimos años, desde 2012, Periodismo para todos (PPT), el programa de Jorge Lanata en El Trece, se convirtió en una suerte de nave insignia para el periodismo político en la televisión, al convertirse en una de las usinas más productivas de denuncias sobre corrupción del gobierno kirchnerista.

Sorpresivamente, este año Lanata decidió discontinuar la emisión del ciclo. Se fue a vivir a Miami, desde donde hace su programa diario en Radio Mitre; sale, móvil mediante, en Telenoche y escribe una columna semanal los sábados en Clarín. Pero también tendrá su programa semanal en la televisión abierta: El argentino más inteligente, una propuesta de entretenimientos que se verá, desde hoy, los miércoles, a las 22.30.

-¿Cómo se produjo esta migración de periodista político a conductor de un ciclo de entretenimientos?

-El que haya seguido un poco mi trayectoria sabe que nunca fui un tipo que se quedara quieto o haciendo lo mismo durante mucho tiempo. El último año de PPT hubo muchos resultados muy buenos, pero también fue muy intenso y muy agotador. La verdad es que quería parar un poco, tomar un respiro del tema político. Igual no estoy afuera de la política. Cuatro horas por día en la radio hablo de política. En mi columna del diario hablo de política. En Telenoche hablo de política y si hago un especial de PPT, también. Me fui un cachito del tema, pero no del todo. Tampoco hubiera querido que eso pasara en un año como este que es complicado. Hacer este programa es como un respiro, como hacer algo distinto, tomarme un recreo.

-Para eso podrías pasear por Miami. ¿Por qué hacer un programa de entretenimientos?

-Me divierte hacer alguna cosa que nunca hice. Está bueno, aprendo algo distinto. Si lo quiero ver en relación con lo que vengo haciendo, podría decir que son valores positivos los del programa. No te digo que sea mi vocación conducir un programa como éste toda la vida. Haré esta temporada y después se verá.

El argentino más inteligente es la versión local de un ciclo canadiense que se llama Canada’s Smartest Person y que en ese país es líder en audiencia desde hace dos años. El formato está basado en la teoría de Howard Gardner -a quien Lanata entrevistó en Harvard para la serie Veintiséis personas para salvar al mundo, que grabó para el grupo Turner unos años atrás- según la cual no hay un solo tipo de inteligencia, sino nueve modalidades diferentes y que todas pueden ser desarrolladas. En cada emisión compiten cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, de diferentes edades. Son sometidos a diversos desafíos que permiten comprobar cómo funcionan en ellos algunos de esos tipos de inteligencia. De algunas emisiones participan famosos, que evalúan el desempeño de los concursantes. “En el primer programa estará Mario Pergolini que evaluará una prueba de inteligencia lingüística en la que los participantes deben improvisar un discurso. En el segundo estarán Mariana Fabbiani y Juan José Campanella dando su veredicto sobre otras pruebas”, adelanta Lanata.

Foto: EL TRECE

-Si tuvieras que compararlo con otras propuestas de entretenimiento que hay en la tele, ¿dónde estaría la diferencia?

-Lo que hay son programas que desafían la cultura del participante. Yo no voy a hacer preguntas de cultura general. Los desafíos pasan por hacerlos pensar. Es desafiar la inteligencia entendida como una herramienta para abrirse paso en la vida.

-¿No te preocupa que la oferta de programas políticos que hay en la televisión no le satisfaga a la gente para sentirse informada como con PPT?

-El equipo de PPT sigue armado y funcionando. De hecho en Telenoche seguimos haciendo informes. Cuando tengamos algo fuerte haremos algún especial. La gente puede seguir contando con nosotros. En cuanto a lo que hay hoy, me parece que en televisión abierta faltan programas políticos.

-¿Te parece?

-Hago una distinción: programas políticos son una cosa y programas de panel, otra. Lo que hay hoy en televisión abierta es un exceso de panelismo. En mi opinión -y con esto me voy a ganar unos cuantos enemigos- el panelismo no es necesariamente periodismo. Hay panelistas que son buenos y son periodistas, pero hay otros que ni siquiera lo son. Eso termina desvirtuando estos programas, porque cualquiera opina de cualquier cosa. Es como una reunión de vecinos en la vereda opinando de una autopsia. ¿Qué saben de eso? ¿Son médicos forenses? Se opina sobre cosas muy específicas sin saber nada. Si los programas fueran más periodísticos eso no pasaría. Un periodista, cuando escribe o cuando habla de una cosa se respalda en la información. No escribe o dice cualquier cosa. En el panelismo todo es opinable. Para mí esto tiene un correlato político, también es una herencia del kirchnerismo.

-Explicame un poco. ¿Cómo llegás ahí?

-Con el kirchnerismo desaparecieron los hechos. Todo era de acuerdo a quién lo decía. Pero no es así, los hechos existen. Una consecuencia de esa falsa desaparición de los hechos fue esta aparición desaforada del panelismo.

-Ahora que estás en Miami, decime: ¿se ve diferente la realidad de la Argentina desde afuera?

-Está bueno salir un poco para darte cuenta de que en el país siempre discutimos de las mismas cosas. Somos un país bastante recurrente. Pero en realidad en mi caso por más que esté en Miami estoy muy vinculado con lo que pasa en la Argentina. Estoy laburando acá en una cosa de Internet que es técnica, pero por otro lado, como te conté, mi actividad profesional me obliga a estar en permanente contacto con el país, como si viviera allá.

-¿Y cuánto tiempo pensás que pasará antes de que te pique el bichito de volver full time con un programa de periodismo político?

-Yo arreglé con el canal salir con un móvil para Telenoche desde acá y, cuando se necesite, salir con especiales. Lo que no arreglamos es el número de programas que se harán. Puede ser uno o cinco, o pueden ser diez. Depende de lo que vaya pasando. Yo estoy dispuesto a salir con el programa cuantas veces se necesite, porque también sé lo que espera la gente. El público quiere ver a PPT en el aire. Por eso hoy el 80% de mi actividad sigue siendo el periodismo político. Hay un 20 que no. Pero si se necesita usaré ese 20% también. El programa de entretenimientos se puede seguir haciendo sin problema. La distancia para ir a grabar no cuenta. Son once horas de vuelo hasta Buenos Aires. No es tan lejos.

El argentino más inteligente

Programa de entretenimientos

Desde hoy, los miércoles, a las 22.30, por El Trece

Por Ricardo Marín

1