Image default

Lammens negocia con la Anac para que los vuelos comerciales vuelvan antes de septiembre

El ministro de Turismo y Deportes anunció la preparación de “un plan nacional” para el turismo, que contará con fondos específicos y apunta a proteger esa actividad y convertirla en uno de los motores de la recuperación económica una vez superada la crisis provocada por la pandemia de coronavirus

El ministro de Turismo Matías Lammens anunció que negocia con su par de Transporte Mario Meoni y la Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) anticipar el retorno de los vuelos comerciales, suspendidos hasta el 1 de septiembre para evitar contagios de coronavirus.

“Coincido en que hay que traer esa fecha lo más cerca posible”, aceptó Lammens durante una teleconferencia con la Comisión de Turismo de Diputados, presidida por el ex gobernador de Mendoza y dipuado radical Alfredo Cornejo.

El vice es el formoseño y oficialista Gustavo Fernández Patri, que ni bien se abrió la reunión salió en defensa del ministro por lo que sería una de las principales críticas de la oposición. “Recordamos que España y Estados Unidos no suspendieron los vuelos y no pudieron para los contagios”, comparó.

Después de la ronda de preguntas, el ministro anticipó que se sumará al reclamo de volar cuanto antes y recordó que el decreto de la Anac tomó “una fecha tentativa” el 1 de septiembre, ante las ofertas para repatriar argentinos varados del exterior de muchas empresas que podían complicar los protocolos sanitarios.

“Entendemos el prejuicio que le presenta al área aerocomercial y el turismo y para algunas provincias y para el sector turístico. La idea es traer esa fecha lo más cerca posible”, insistió Lammens, que anticipó un estudio que realiza con especialistas para determinar lo antes posible cómo será el turismo en la sociedad que habrá después de la pandemia.

El ministro anunció un plan nacional para reparar a las empresas turísticas que “no solamente responderán a la urgencia actual, sino que también presentarán una visión de mediano y largo plazo”, que incluirá el programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que asistió a 15 mil empresas y 175 mil empleados entre los sectores hoteleros, gastronómicos y agentes de viajes.

Adelantó la puesta en marcha del Plan de Auxilio, Capacitación e Infraestructura para el Turismo (PACIT), que consiste en una serie de Fondos orientados a proteger el sector turístico y contará con aproximadamente 4.500 millones de pesos.

“Tenemos que cuidar los intereses de los consumidores, pero también a la industria del turismo, para que siga cumpliendo un rol dinamizador de la economía. Es una situación excepcional que requiere de herramientas y soluciones excepcionales”.

Se crearán 3 fondos dentro del PACIT: el Fondo de Auxilio y Capacitación Turística, cuyo objetivo es contener a las MiPyMEs de hotelería, gastronomía y Agencias de viaje otorgándoles un beneficio que les permita transitar la emergencia.

En segundo lugar, el Fondo Complementario para ayudar a los prestadores de actividades como guías, choferes, pequeñas excursiones y cabañeros.

Y por último el Plan de 50 destinos, con $1.410 millones de pesos originarios de la recaudación del impuesto PAIS, se destinarán aproximadamente $60 millones por provincia para llevar adelante obras de infraestructura turística que apunten a dinamizar la actividad con mejoras que fortalezcan la oferta turística y fomenten la competitividad sectorial.

Complementariamente a las obras, en cada destino se prevé la presentación de un plan de desarrollo turístico a fin de ayudar a diversificar la oferta, potenciar los productos existentes en el destino, proponer circuitos integradores que promuevan los desplazamientos entre destinos cercanos, y promover la generación de actividades turísticas complementarias.