Image default

La ONU exige la libertad de Milagro Sala

El fiscal de Estado de Jujuy, Mariano Miranda, le respondió al organismo de la ONU: “Milagro Sala no está detenida por protestar sino por hechos de corrupción”.

El Grupo de Trabajo sobre la detención arbitraria de Naciones Unidas decidió que “la detención de la señora Milagro Sala es arbitraria ” y en consecuencia solicitó “al gobierno de la República Argentina liberarla de inmediato“, informó el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), que hizo de Sala una de sus causas.

Según un comunicado publicado por el CELS, el Grupo de Trabajo determinó que hubo un entramado de “acusaciones consecutivas” e inicio de causas judiciales para sostener su privación de libertad de manera indefinida en el tiempo. El Grupo concluyó que en este caso se está vulnerando la independencia judicial.

La dirigente de la Tupac Amaru fue detenida en diciembre por un acampe y desde entonces no recuperó nunca más la libertad porque en el medio aparecieron acusaciones en su contra por presunta defraudación al Estado, extorsión y asociación ilícita. Sala debe explicar a la justicia el destino de dinero que el kirchnerismo le dio para sus planes sociales y de vivienda, que presentan graves irregularidades.

Durante todo el gobierno K, Sala estuvo fuertemente enfrentada al hoy gobernador Gerardo Morales.

Igualmente, según el comunicado de CELS, al analizar las causas judiciales por las que está privada de la libertad concluyó que “no existen elementos legales para justificar su prisión preventiva”. Y consideró que “no se demostró que existen en este caso riesgo de fuga o de entorpecimiento de la investigación que justifiquen su privación de libertad”.

Para las Naciones Unidas, “el Estado impidió el ejercicio del derecho de defensa de Sala por la falta de precisión y claridad de los hechos que se le imputan y por no informarle adecuadamente los delitos por los que es acusada”. También entendió que por su condición de parlamentaria del Mercosur contaba con fueros que impedían su detención.

Esto en realidad es un terreno difuso porque Sala no llegó a asumir y, además, porque a raíz de una presentación judicial del Gerardo Milano, cuando era diputado nacional, se anuló la inmunidad de arresto de los parlamentarios del Mercosur.

El CELS señaló que el Grupo entendió que la detención de Sala “se dio como resultado del ejercicio de sus derechos humanos”, solicitó que sea inmediatamente liberada, que se investigue la violación de sus derechos y que el Estado informe como va a asegurar que estos hechos no vuelvan a repetirse.

La evaluación de Naciones Unidas se generó a raíz de una denuncia internacional presentada por Amnistía Internacional, el CELS y ANDHES en febrero pasado, luego de la detención de Milagro Sala en la provincia de Jujuy.

El fiscal de Estado de esa provincia, Mariano Miranda, insistió sobre la correcta detención de la imputada en causas que investigan su participación en hechos de corrupción: “El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria parte de dos premisas erróneas: Sala no tiene fueros del Parlasur ni está detenida por ejercer el derecho a la protesta”.